10 errores al gastar tu dinero que pueden llevarte a la bancarrota

No tomar previsiones financieras pone en riesgo la estabilidad económica

10 errores al gastar tu dinero que pueden llevarte a la bancarrota
Tener disciplina en los gastos evita correr riesgos innecesarios.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

Fijarse un plan de vida financiero es crucial al momento de trazar los objetivos que acompañarán a las personas durante sus años laboralmente activos e incluso en su retiro, por lo que el tomar buenas decisiones en el camino ayudan a reducir el margen de error para finalmente conseguir el anhelado bienestar evitando estos 10 errores que pueden comprometer el futuro económico.

1.- Vacaciones fuera de presupuesto

El tiempo de descanso es merecido para todos, pero en la cruda realidad no cualquiera puede darse el gusto de salir de vacaciones a los lugares donde les gustaría ir por estar fuera de su rango económico, por lo que endeudarse de más puede comprometer las finanzas personales por meses e incluso años.

2.- Derroches inoportunos

Tener un calendario de pagos es fundamental para no asumir otro tipo de compromisos financieros que se puedan empalmar y que en primera instancia no se habían considerado como las anualidades o las renovaciones de seguros o servicios en particular.

3.- Regalos innecesarios

Diversos estudios demuestran que la compra de un regalo genera una especie de ansiedad entre los compradores, ya sea por estrés, emoción o melancolía, lo que puede generar que se disparen los gastos, así que se recomienda establecer un presupuesto para esas encomiendas y por ningún motivo salirse de él.

4.- Vivienda costosa

Buena parte de la población económicamente activa en los Estados Unidos gasta más de la mitad de sus ingresos en el alquiler, lo que significa un gasto más allá del 30% recomendable para este rubro, así que se pueden explorar opciones como compartir vivienda o buscar espacios más pequeños si es posible.

5.- Deuda en la tarjeta de crédito

Arrastrar una deuda bancaria vía tarjeta de crédito suele ser un lastre financiero por la cantidad de intereses que se van generando conforme pasa el tiempo, además de que genera puntos malos para el historial y es más probable que los bancos reduzcan su tasa cuando hay un mejor comportamiento ante el saldo.

6.- No planear jubilación

Ver al largo plazo siempre rendirá buenos frutos aunque en lo inmediato parezca que es como apostarle a un barril sin fondo, pero si se quiere garantizar un retiro digno y tranquilo, no hay mejor forma que invertir en planes a varios años.

7.- Descontrol de las emociones

Tanto el miedo como el entusiasmo suelen ser malos compañeros el momento de tomar una decisión financiera, por eso es importante mantener la mente lo más fría posible cuando de gastar se trata, en particular cuando se trata de planes a largo plazo.

8.- Carecer de fondo de emergencia

En un año lleno de eventualidades por la pandemia de COVID-19 y todas las consecuencias tanto en la salud como en la economía, se ha puesto a prueba la capacidad de la gente a anticiparse a situaciones que se salen de control como el coronavirus, que aunque ha generado que alrededor de 46 millones de estadounidenses agotaran sus ahorros, ha dado una lección de la importancia de estar bien preparados para situaciones de este tipo.

9.- Indecisiones laborales

Es común sentirse con agobio en un trabajo en el que sentimos que ya no hay mucho más que hacer ante la falta de crecimiento o motivación personal, pero abandonar una fuente de ingresos segura sin contar con un plan alternativo suele ser una apuesta por demás arriesgada, más en un entorno de incertidumbre como el que se vive ahora ante las altas tasas de desempleo.

10.- Falta de seguro médico

El elevado costo de la atención médica puede ser la causa incluso de la pérdida del patrimonio de toda una vida en caso de una emergencia de salud, por lo que contar con una buena cobertura es fundamental para enfrentar los inconvenientes, además de que hay distintas formas de ahorrar en un producto de este tipo.