10 señales de que es buen momento para que pidas un aumento de sueldo

Si estás claro en que tu trabajo, tu rendimiento y tu reputación son los adecuados, tal vez sea el momento ideal de discutir el tema

10 señales de que es buen momento para que pidas un aumento de sueldo
Cumplir los objetivos de la empresa es un buen comienzo para tener la confianza de pedir un aumento.
Foto: Pixabay

Miedo, pena, muchas emociones se encuentran en una persona que desea pedir un aumento pero pocas veces se atreve a solicitarlo. Si sientes que mereces un mejor sueldo e incluso ya lo necesitas, entonces considera estas señales para dar ese paso ante tu jefe.

Pedir un aumento es negociar un beneficio, por eso debes prepararte con algunas tácticas, como las compartidas por GOBankingRates, junto con algunos expertos en la materia.

1. Los sueldos en tu mercado son más altos de lo que te pagan

Cuando has cumplido tu labor y no has visto mejora en tu salario, e incluso allá afuera hay colegas que ganan mucho más que tú, entonces puedes abrir la discusión de tu sueldo con tu jefe. Solo asegúrate de compararte con alguien con tus mismas credenciales.

“Al evaluar la compensación, no se trata solo de dinero”, dijo Kathleen Downs, vicepresidenta senior de Robert Half Finance & Accounting. “¿Cuánto tiempo de vacaciones tienes? ¿Tiene flexibilidad como empleado valioso que quizás no disfrute con otro empleador? ¿Cuál es su potencial movilidad ascendente durante los próximos años? Asegúrate de ver el paquete completo”.

2. Has asumido demasiadas responsabilidades

La diferencia de responsabilidades, entre las que asumiste al ingresar con las que ahora respondes, es una buena razón para dialogar sobre tu salario.
Es necesario que consideres primero tu desempeño. Downs advirtió que existe un equilibrio entre asumir tareas adicionales y adquirir habilidades críticas a través de tu empleo. Es posible que desees andar con cuidado si estás aprendiendo lecciones invaluables que te dan un impulso a tu currículum.

3. Casi es tiempo de tu revisión anual

Si estás claro en que tu trabajo, tu rendimiento y tu reputación son los adecuados, entonces tal vez sea el momento ideal de discutir un aumento de sueldo en esa reunión anual con tu superior. En teoría es más fácil hablar del tema cuando tu jefe está contento con tus resultados, que en otra circunstancia. Acude a la junta bien preparado y dispuesto a lograrlo.

4. Tienes un ofrecimiento de la competencia

Si al buscar una mejora económica has encontrado una oferta de otra empresa, tal vez este puede ser el boleto para tener ese aumento que tanto deseas para quedarte. Lo importante es saber si quedarte es la mejor opción, porque si el ofrecimiento tiene muchas más ventajas, es posible que solo te lleguen a desear lo mejor.

5. Si los resultados de la empresa son positivos y fuiste parte de ese crecimiento

Tener buenos dividendos es bueno, pero haber sido parte del equipo que logró ese éxito, pueden ser determinantes para que una empresa pueda considerar darte ese aumento salarial que tanto mereces. “Antes de hablar con el jefe sobre un aumento, sugiero que los empleados hagan sus deberes”, dijo Cheryl Palmer, coach de carrera y fundadora de Call to Career.

6. Cuando eres un empleado leal

Si en la empresa no existe otro empleado con la camiseta tan puesta como tú, entonces es momento de confiar en esa buena vibra para que se reconozca tu lealtad. Según Howard Fox, entrenador de carrera y propietario de Fox Coaching, debes documentar estas cosas en tu diario de carrera, ya que son útiles cuando pides un aumento.

7. Destacaste por tu innovación

Si diseñaste un sistema, una herramienta, algo que haya dado mucho aporte a la empresa o que la haya colocado en una posición superior a su competencia, entonces es buen momento para pedir ese aumento salarial. Solo asegúrate de que tu aporte haya ayudado financieramente a la empresa y que ese avance se vincula con tu trabajo.

8. Cuando recibes un ascenso

En el caso de que te ofrezcan otro cargo de mayor nivel, tal vez sea un gran momento para pedir un nuevo sueldo. A final de cuentas, tu movimiento le ahorrará tiempo y recursos a la compañía. “Si una empresa puede salirse con la suya contratando internamente sin dar un aumento de sueldo, puede intentar hacerlo”, dijo Hallie Crawford, un entrenador de carrera.

9. Tienes casi todas tus metas cumplidas

Cumplir los objetivos de la empresa es un buen comienzo para tener la confianza de pedir un aumento. Por eso es bueno establecer planes de trabajo que describan tus metas, para que al conseguirlas, el gerente pueda estar dispuesto a ayudarte con tu meta personal.

10. Cuando tu ausencia le provoque pérdidas económicas a la empresa

Los empleadores tienen su empresa para ganar dinero, no para perderlo. Si eres el impulsor de esas ganancias, entonces estás en la posición privilegiada de solicitar un aumento cuando pienses que es un buen momento. Amy Cooper Hakim, practicante de psicología industrial-organizacional y consultora de The Cooper Strategic Group, aseguró que: “Desde un punto de vista puramente financiero, es más probable que un empleador acceda a dar un aumento a alguien que atrae clientes y negocios que a alguien que no lo hace”.