3 razones por las que 2021 podría ser un gran año para que emprendas tu negocio

Este es el momento de pensar que el siguiente año será de retos, de desafíos y de decisiones

El comercio electrónico se ha disparado casi un 40% a raíz de Covid-19, así que piensa en una solución para tus futuros clientes.
El comercio electrónico se ha disparado casi un 40% a raíz de Covid-19, así que piensa en una solución para tus futuros clientes.
Foto: Pexels

En la historia de la economía en Estados Unidos, las peores recesiones han dado muestra de que el espíritu empresarial suele alimentarse de energía en esos momentos y amplificar su potencial para destacar incluso entre lo terrible.

Durante la recesión de 1957 a 1958, se inauguró el primer hotel Hyatt, Microsoft se fundó durante la recesión del embargo petrolero de 1973 a 1975, y en la Gran Recesión de 2007 a 2009 se vio la creación de varias empresas emergentes como Uber, así como el popular mercado de alquiler de vacaciones Airbnb.

Por eso, ante la pandemia por coronavirus, sin duda se espera que este próximo 2021 sea un año lleno de retos, de desafíos y de decisiones, sobre todo para quienes buscan emprender un negocio pues expertos consideran que el tiempo ideal será ése. Aquí las razones, sugeridas por Entrepreneur, sobre por qué pensarlo.

1. El consumo de contenido en línea es mayor que nunca
Esta es la era en la que los problemas de los consumidores usualmente pueden resolverse con prontitud. Y ahora, que es más fácil y más sencillo acercar a la gente al comercio electrónico, es posible que debas considerar iniciar un negocio relacionado al tema. El comercio electrónico se ha disparado casi un 40% a raíz de Covid-19, así que piensa en una solución para tus futuros clientes.

2. Más tiempo dedicado a la introspección nos ha ayudado a identificar nuestros dones y fortalezas únicas
Desde principios de año, las personas atendieron las recomendaciones de la cuarentena, pasando más tiempo en casa. Esto les ha permitido saber qué es lo que quieren y para qué son buenos. Así que esto puede servir para reconocer los propios talentos y dones que, combinados con trabajo, todo se alinea para volverse un caso de éxito.

3. Una recesión puede expandir la fuerza laboral disponible
La crisis ha obligado a muchas personas a dejar sus trabajos, por lo tanto si esas personas no deciden iniciar sus propias empresas, buscarán unirse a las que sí lo hacen, poniendo su experiencia y conocimientos donde más se valora. Distintas personas podrán conectarse con las mismas misiones y nuevas ideas comerciales que realmente cambiarán vidas.