4 beneficios de usar (bien) tu tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito suponen un riesgo para quien no controla sus finanzas, pero tienen claros beneficios para quienes las utilizan correctamente

4 beneficios de usar (bien) tu tarjeta de crédito
Mastercard, American Express y Visa son las tres principales compañías de tarjetas de crédito.
Foto: Shutterstock

¿Cuántas veces nos han asustado con el mito de que una tarjeta de crédito es una condena de deudas? Seguro porque conocemos un par de historias de conocidos que se dejaron llevar y acabaron endeudados o en bancarrota.

Tales historias existen, pero en la comunidad de inversionistas de Finhabits creemos que una tarjeta de crédito puede ser una gran aliada para mejorar nuestras finanzas. Pero es importante tener buenos hábitos financieros para utilizarlas de manera correcta.

Mi gran recomendación para usar una tarjeta de crédito es simple: solamente gasta la cantidad que puedas cubrir al cien por ciento al final del ciclo del mes. Pero es necesario dejar de temer a las tarjetas de crédito, sus beneficios pueden significar ahorros de hasta $8 mil al año, así como facilitarnos trámites y accesos a otros servicios.

Dos tipos de tarjetas

Lo primero que me gustaría decir es que hay que diferenciar los tipos de tarjetas. No es lo mismo una de crédito de una de débito.

Usar una tarjeta de débito es exactamente igual que usar efectivo, pues usan el dinero de tu cuenta bancaria de cheques. Si tienes $500 y gastas $200, solo te quedarán $300 para gastar. Es como usar billetes, pero de forma electrónica.

Mientras que una tarjeta de crédito es un préstamo que te hace el banco. Es dinero que no tienes, sino que le solicitas a los fondos bancarios y que, en algún punto, tienes que pagar. Por lo mismo, hay que usarlas con mucha responsabilidad, ya que, si no pagas, las instituciones financieras dejan una marca que te señalan como deudor. Y, por lo tanto, tu crédito baja y las cuotas de los intereses aumentan.

Esto no es cosa menor, ya que al momento de pedir préstamos importantes —como un hipotecario, para abrir un negocio o para comprar un auto nuevo—, el puntaje de crédito tiene un gran impacto en los términos de tus pagos.

Sin embargo, si eres hábil para manejar tu tarjeta, sus beneficios pueden ser de total ayuda. Las tarjetas de crédito son una puerta de acceso a miles de cosas. Esto puede ser tan interesante como riesgoso. Por lo tanto, hay que tener un plan de pago y orden en nuestras finanzas para sacar el mejor provecho posible.

Beneficios de usar tu tarjeta de crédito de forma correcta

Aquí les voy a contar de cuatro beneficios muy importantes que puedes tener al usar tarjetas de crédito que te harán ganar más dinero y mejorar tu ejercicio financiero.

1. Crear historial de crédito

Las tarjetas de crédito sirven para generar un historial crediticio que te facilita muchos trámites en la vida. Con ese historial, puedes demostrarle a muchas personas e instituciones que tienes un buen manejo de tu dinero y, por lo tanto, transmitirles confianza: confianza para préstamos, para inversiones, para conseguir un trabajo y hasta para rentar un departamento. Por ejemplo, este historial en tu crédito puede permitirte ahorrar hasta $8 mil al año en un crédito hipotecario.

2. Puntos y cash back por utilizarlas

Otro beneficio importante de las tarjetas de crédito son los puntos que te dan por usarlas. Este cash back lo puedes utilizar como si fuera dinero, tanto para hacer otras compras y viajar, o incluso para generar un fondo de ahorro para emergencias. El banco hace este tipo de recompensas solo por usar tu tarjeta de crédito y pueden llegar a devolverte el 1% de lo que gastaste (a veces un poco más). Así, si tu gasto anual con tarjeta es, por ejemplo, de $30 mil, recibirás $300 de forma gratuita. Literalmente, un regalo de agradecimiento.

3. Bono al registrarte

También, muchas tarjetas de crédito te dan un bono de registro. Cuando ingresas tu solicitud y comienzas a utilizar tu tarjeta, te llega una bonificación de $200 o hasta 50 mil puntos extras. Puedes usar estos puntos para realizar más compras, para pagos en restaurantes, para tener ofertas en tiendas exclusivas o para empezar un fondo de inversión.

4. Protección contra fraudes

Por último, y esto es muy importante, las tarjetas de crédito te protegen contra fraudes. Desafortunadamente todos estamos expuestos a algún crimen financiero y tenemos que tomar medidas para protegernos. En caso de que esto suceda y alguien empiece a usar tus tarjetas, si es la de crédito, toman un dinero que no es tuyo; es del banco. Mientras que si, por desgracia, lo hacen con la de débito, retiran fondos directos de tu cuenta de cheques, los cuales son mucho más difíciles de recuperar.

Las tarjetas de crédito son solamente una forma más de manejar nuestro dinero. Si lo hacemos a conciencia y con responsabilidad, ganaremos más de lo que los mitos dicen que perderemos.