4 maneras de reducir los gastos relacionados a tu automóvil

En promedio una persona destina casi $10,000 dólares al año en transportación

4 maneras de reducir los gastos relacionados a tu automóvil
Los autos están ligados al estilo de vida en los Estados Unidos.
Foto: Paul Jeffers / Getty Images

En la gran mayoría de los casos, contar con un vehículo propio en los Estados Unidos, más que un lujo, es una necesidad ligada a toda una infraestructura y estilo de vida que no siempre dan opción a otras alternativas de bajo costo como el transporte público

Una persona en promedio en los Estados Unidos gasta más de $9,700 dólares por año en su transportación según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo del gobierno federal, lo cual puede representar un gasto significativo, por lo que te dejamos las 4 maneras de reducir los gastos relacionados a tu automóvil.

Seminuevos

Al menos que el plan de financiamiento sea muy atractivo y amerite que hagas el esfuerzo para darte el gusto de sacar un auto con cero millas directamente de la agencia, no es buena idea desde el punto de vista financiero comprar un vehículo nuevo debido a al alto porcentaje de depreciación de los coches al salir del mercado. Literalmente, tan pronto como el automóvil comienza a circular por las calles después de ser vendido, su valor de compra ya perdió cientos de dólares en unos minutos y varios miles incluso conforme pasan los meses.

Gastos innecesarios

Existen ciertas marcas que si bien cuentan con un importante respaldo en materia de garantía por el vehículo que estamos manejando, también requieren costos elevados en su mantenimiento, desde la póliza de su seguro, hasta en ocasiones un combustible específico, sin contar con las reparaciones que deban hacerse y que también suelen afectar el bolsillo, así que lo recomendable es en principio tener un auto cuya manutención sea accesible.

Seguros

Contar con una póliza de seguros, además de ser obligatorio, proporciona una sensación de tranquilidad, pero si sientes que el costo es muy elevado, es buen momento para contactar a la aseguradora que suelen tener una serie de productos que se pueden ajustarse mejor a tus hábitos de manejo, en particular si cuentas con un buen historial al conducir.

Cambiar de auto

Las medidas sanitarias recomendadas a raíz de la propagación del COVID-19 han replanteado la necesidad de contar con algún automóvil que incluso cuando está detenido no deja de generar gastos, por lo que como parte de una situación en la que limpiar las finanzas personales es el principal objetivo, habría que considerar un cambio de modelo que resulte más económico.