5 consejos para no deprimirte mientras buscas empleo

Cuida tu salud física y sigue estos consejos para no tener un nuevo problema en tu vida

5 consejos para no deprimirte mientras buscas empleo
Si te sientes muy agobiado, busca la oportunidad de pasar un tiempo en un sitio diferente para absorber otro tipo de energía y relajar tu cuerpo de tanta carga emocional.
Foto: Pixabay

La tasa de desempleo en Estados Unidos es alarmante, todos los días hay empresas grandes o medianas que tienen que recortar personal por la presente crisis laboral y esta desesperación por tener empleo puede llevarlos a la depresión.

Si estás buscando incisamente un nuevo trabajo pero te preocupa a la par tu situación mental, tómate un momento y sigue estos consejos para no tener un nuevo problema que te podría afectar tu salud física.

1. No te pases el día entero buscando trabajo
Seguramente tu situación financiera te preocupa más que tu salud física, pero por favor no te pases el día entero frente a la computadora enviando currículums. Si tienes aún el soporte de tus padres o incluso si tu pareja te ayuda con las finanzas de la casa, busca la forma de tomar descansos mentales regulares. Encontrar un trabajo llevará tiempo, pero eso no significa que tengas que buscar cada minuto de tu día ese empleo que tanto te urge.

2. Sal de casa de vez en cuando
Aunque la situación del mundo no se presta para ir a una cafetería o salir de paseo con algún amigo, sí debes buscar la oportunidad de pasar un tiempo en un sitio diferente de tu casa para absorber otra clase de energía y relajar tu cuerpo de tanta carga emocional.

3. Acude a tu red de apoyo
Quedarte solo pensando sobre tu falta de trabajo no es la solución al problema. Busca el momento para platicar con tu familia, llamarle a tu mejor amigo o pasar tiempo con tus hijos, esto te servirá de mucho para compartir tus emociones o incluso darte cuenta que hay mucha gente que te apoya y que desea que tengas el éxito que mereces. Sentirte solo no quiere decir que lo estés.

4. Deja de poner todas tus esperanzas en una solicitud
Si en tu búsqueda encuentras una gran oferta, e incluso has comenzado el proceso de selección, no deposites todo tu interés en esa única oportunidad. Apegarte tanto a una solicitud podría llevarte a la frustración si no consigues ese puesto. Mejor, busca tener emociones positivas frente a tus solicitudes y espera con un poco de paciencia por el puesto que será para ti.

5. Involúcrate en tu comunidad desde el principio
Por último, como no sabes cuánto tiempo vas a estar desempleado, comienza a enrolarte en otras cosas. Busca ser voluntario en alguna actividad, comprométete con tu comunidad. A veces una sensación de logro es lo único que se necesita para cambiar un mal día.