5 trucos baratos para enfriar una casa sin aire acondicionado

Te ayudamos a prescindir de aire acondicionado y buscar alternativas para enfriar la casa

5 trucos baratos para enfriar una casa sin aire acondicionado
Mantener las persianas cerradas hace que usemos menos el aire acondicionado.
Foto: LEEROY Agency / Pixabay

En época de calor nos dan ganas de tener encendido el aire acondicionado todo el día, pero puede resultar muy costoso en la factura de electricidad. Te mostramos 5 tips para que se enfríe la casa sin gastar una fortuna, según Hipertextual.

1. Bajar persianas y cerrar cortinas

La regla fundamental es: bajar las persianas y cerrar cortinas durante el día y abrirlas durante la noche. Si logramos que los fuertes rayos del sol veraniegos no entren a casa, la temperatura ambiente inevitablemente bajará.

2. Usar aparatos que hagan circular el aire, no que lo empujen

Encender el ventilador no tiene efecto alguno sobre la temperatura ambiente dentro de la casa, pues sólo empuja el aire que ya estaba caliente. Sin embargo, hay aparatos que ayudan a circular el aire más frío que está cerca del suelo y hacer que circule por toda una habitación como los Vornado. Para que funcione bien, se debe colocar el aparato en la esquina de una habitación donde siempre haya sombra y el sol nunca pegue directamente y apuntar el flujo del aire a la esquina superior del lado contrario.

3. Mantener apagado los electrodomésticos

Mientras más electrodomésticos estén encendidos dentro de una casa, más calor generan. Por lo tanto, la recomendación general es intentar mantener apagados el lavavajillas o el horno en la medida de lo posible y es mejor usarlos durante la noche.

4. Corrientes de aire natural en la noche

Otra forma efectiva de bajar la temperatura ambiente y la sensación térmica dentro de casa es permitir corrientes naturales de aire durante la noche. Las ventanas donde sale el aire abrirlas por completo y las que entra el aire, abrirlas menos de la mitad.

5. Sistemas de evaporación como Cold Pot

Es un aparato que enfría una habitación por medio del proceso de evaporación usando el principio del botijo del que se habló bastante hace unos cinco años. Un recipiente guarda hasta dos litros de agua que se evapora poco a poco, ya que es poroso, enfriándose en el proceso. Dentro hay un ventilador que a su vez está en un tubo de aluminio que siempre está en contacto con el líquido. El ventilador impulsa el agua evaporada hacia arriba, haciendo que el ambiente baje de temperatura.