50 legisladores demócratas presionan a Biden para ofrecer cheques de estímulo recurrentes

El presidente y los demócratas pueden usar la reconciliación presupuestaria solo una vez más en 2020 y tendrían que esperar hasta que comience el próximo año fiscal el 1 de octubre para hacerlo

Otras prioridades. Un nuevo cheque parece no estar entre los planes del presidente Biden.
Otras prioridades. Un nuevo cheque parece no estar entre los planes del presidente Biden.
Foto: Alex Wong / Getty Images

Tras la promulgación la semana pasada del paquete de estímulo económico de $1.9 trillones de dólares, que incluye un cheque de estímulo de $1,400 dólares para las personas elegibles, algunos miembros del Congreso abogan por un cuarto pago de ayuda directa a los estadounidenses y algo más.

Cincuenta representantes demócratas de Estados Unidos, incluidos Ilhan Omar, de Minnesota, y Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York, firmaron una carta en la que piden a la administración Biden a emitir cheques de estímulo recurrentes para ayudar a millones de esestadounidenses a cubrir las necesidades esenciales durante la pandemia.

“Un cheque más no es suficiente durante la crisis económica y de salud pública”, dice la carta que NO sugiere una cantidad sugerida. La representante Omar tuiteó en enero que le gustaría que el gobierno otorgara $2,000 dólares mensuales para ayudar a las personas a sobrellevar la crisis.

Diez senadores demócratas han firmado una carta similar. “Esta crisis está lejos de terminar y las familias merecen la certeza de poder llevar comida a casa y tener un techo”, dicen los senadores.

El año pasado, los primeros cheques de estímulo de $1,200 sirvieron principalmente para comestibles, alquiler y otras necesidades básicas, según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos. El efectivo también se utilizó para ahorrar, invertir y otros gastos como seguros de vida, porque la demanda de esas pólizas se disparó en medio de la pandemia.

Aunque la Casa Blanca no ha respondido, la idea de cheques de estímulo mensuales podría atraer simpatías entre altos cargos de la administración Biden.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, declaró ante el Congreso que la economía es “muy incierta” e indicó que no es probable que los cheques de estímulo y otras ayudas impulsen la inflación.

A los directores ejecutivos de las cadenas minoristas también les gustaría que los consumidores recibieran más efectivo del gobierno. Las ventas aumentaron en enero con la segunda ronda cheques y cadenas como Macy’s esperan un gran impulso en las ventas en los próximos meses tras la entrega del tercer cheque.

Pero un plan para cheques futuros y recurrentes no tendría pocos detractores. Los republicanos se opusieron a los terceros cheques al llamarlos costosos e innecesarios y los demócratas moderados comparten algo de ese argumento. Ambos caucus exigieron cambios en el paquete del presidente Biden para focalizar los recursos en los estadounidenses más necesitados.

Más allá de la posible oposición, hay una razón más complicada por la que no debes tener demasiadas esperanzas de obtener otro cheque de estímulo: los demócratas impulsaron el proyecto de ley de estímulo de Biden utilizando un proceso presupuestario que les permitió aprobar la legislación con mayorías simples. Por lo general, los proyectos de ley necesitan una supermayoría de 60 votos para aprobarse en el Senado, debido a lo que se llama la regla obstruccionista.

Biden y los demócratas pueden usar la reconciliación presupuestaria solo una vez más en 2020 y tendrían que esperar hasta que comience el próximo año fiscal el 1 de octubre para hacerlo.

Con otras prioridades en mente, como la atención médica y la infraestructura, es muy probable que el presidente no use el as que tiene bajo la manga para repartir más cheques de estímulo.

Con información de Yahoo! Finance