7 cosas que no debes hacer para obtener un seguro para el hogar más barato

Algunos pasos pueden meterte en problemas. Otros podrían ocasionar que pierdas descuentos del 25% o más

Seguro para el hogar, algunas recomendaciones.

Crédito: Shutterstock

Por: Tobie Stanger

El tema del seguro para el hogar es demasiado aburrido para la mayoría de personas como para prestarle mucha atención, hasta que ven su factura. Con primas que, según una estimación, alcanzan los $1,428 al año en promedio- y con la expectativa de que aumenten más rápido que la inflación– es posible que te encuentres revisando tu cobertura por primera vez en mucho tiempo, o incluso por primera vez en tu vida.  O tal vez eres nuevo en el juego, no estás seguro de las reglas y te preguntas cómo puedes ahorrar.

Hablemos de esas reglas: Seguramente te han dicho las cosas que debes hacer de forma proactiva, como comparar precios y hacer un inventario de los contenidos en tu hogar. Sin embargo también hay algunas cosas que es mejor evitar hacer para ahorrar dinero a largo plazo.

No te guardes nada

Es posible que pienses que decir “sí” cuando te preguntan si tienes un trampolín, una piscina, una raza de perro “con restricciones” u otro elemento considerado de alto riesgo, podría hacer que aumente tu prima. Y estás en lo correcto. Por eso, resulta tentador quedarse callado cuando tu aseguradora te hace estas preguntas. Sin embargo si tu perro Akita muerde a alguien y esa persona te demanda, tu falta de sinceridad te costará muy caro. “Las aseguradoras por lo general tienen la capacidad de anular un contrato, dejándote sin cobertura para el reclamo”, indica Anthony Verreos, asesor estratégico de seguros en Real Estate Bees, un sitio web del sector con sede en San Francisco.

Otras cosas que son riesgosas no mencionar incluyen tener una estufa de leña, un negocio en casa, una unidad de renta o participar en un convenio tipo Airbnb y (atención, para los que huyen del invierno) el estar fuera de casa por largos períodos de tiempo. Incluso si nunca presentas un reclamo, las aseguradoras pueden descubrirlo. Tienen acceso a registros públicos con información sobre las mejoras que le has realizado a tu propiedad, y no podemos olvidar una base de datos nacional con los reclamos que les has presentado a otras aseguradoras, dice Verreos. Algunas incluso utilizan drones u otros métodos de inspección.

Consejo: Sé honesto y obtén la cobertura adecuada. En el caso de las piscinas, cumple con las normas de seguridad que tiene la aseguradora, incluyendo una cerca o barda adecuada (advertencia: tener un tobogán o un trampolín podría aumentarte el costo). Busca aseguradoras que no tengan problemas con la raza de tu perro o adquiere un seguro de responsabilidad civil para perros, una cobertura especializada. (También puedes llevar a tu perro a que complete el entrenamiento Canine Good Citizen del American Kennel Club lo que podría ayudarte a reducir lo que pagarías). Considera una póliza paraguas; un seguro de responsabilidad adicional que cubre reclamos que exceden tus otras coberturas. (Lee más sobre esto y otros temas de seguros para el hogar en la Guía de compra de seguros para propietarios de viviendas de Consumer Reports).

No utilices un proveedor diferente para asegurar tus autos

Si te parece complicado consolidar todas tus coberturas, considera esto: combinar pólizas con la misma compañía puede reducir tu prima hasta en un 30%, y posiblemente aún más si incluyes un barco o una motocicleta. Una encuesta reciente de Consumer Reports realizada a 59,670 de sus miembros encontró que aquellos que consolidaron sus pólizas tenían más probabilidades de estar satisfechos con sus primas, dice David Gopoian, líder del programa de investigación de CR que realizó la encuesta.

“Combinar pólizas de seguro también puede simplificar el pago de tus facturas y la organización de tus registros”, dice Loretta Worters, portavoz del Insurance Information Institute (III, por sus siglas en inglés), un grupo industrial.

Consejo: Al buscar una nueva cobertura de seguro para propietarios, asegúrate de obtener una cotización para el paquete completo.

No aceptes un deducible más bajo

Aunque un deducible bajo podría ahorrarte dinero si presentas un reclamo, lo más probable es que no tengas uno en el corto plazo. Por ejemplo, sólo el 18% de los miembros de CR presentaron un reclamo durante el período de cinco años cubierto por nuestra encuesta. (Los miembros en los estados de las Llanuras presentaron reclamos con mayor frecuencia: un 29%). Mientras tanto, aumentar tu deducible de $500 a $1,000 podría reducir tu prima hasta en un 25%, según el instituto III. Así que si tu prima anual es de $1,400, podrías ahorrar hasta $350 solo en el primer año. Para el segundo año, ya estarías en ventaja.

Consejo: Destina los ahorros que has obtenido en tu prima a un fondo de emergencia para el hogar. Las cuentas de ahorro o del mercado monetario que están cubiertas por la Federal Deposit Insurance Corp. son opciones muy seguras.

No te olvides de preguntar por descuentos

Algunos buenos hábitos pueden reducir el costo de tu prima. Sin embargo, es posible que solo descubras si eres elegible si preguntas. Por ejemplo, pagar tu factura anualmente en lugar de mensualmente podría ahorrarte un 5%. Recordarle a tu aseguradora que no has tenido reclamos durante varios años también podría generarte un descuento. Algunas aseguradoras recompensan a los no fumadores y a los jubilados por representar un riesgo más bajo. “Los jubilados pasan más tiempo en casa y es más probable que detecten un problema”, dice Angel Conlin, directora de seguros de Kin Insurance, una aseguradora en línea.

Consejo: Las aseguradoras a veces cambian los descuentos, así que habla una vez al año con tu agente de seguros o con un representante de la compañía sobre lo que hay disponible para ti. Revisa todas tus coberturas; es posible que puedas eliminar anexos o cláusulas adicionales, como por ejemplo, aquellas relacionadas a joyas o colecciones que ya no tienes.

No olvides mencionar las mejoras en el hogar

Dentro de esa conversación anual, también menciona las medidas para mejorar la seguridad que hayas realizado. Reemplazar el techo por uno que sea resistente a impactos puede brindarte un descuento del 35% en algunos estados. (En Florida, añadir un tercer clavo a los conectores que unen el techo con la pared también puede resultar en un gran descuento). Reemplazar las tuberías viejas, instalar un sistema de seguridad o usar detectores de fugas de agua o gas puede reducir tu prima entre un 2 y un 6%. Tu proveedor podría recompensarte por instalar un generador de emergencia o reserva para el hogar. Incluso cortar la vegetación alrededor de tu casa para crear un barrera contra incendios podría generar un crédito en tu factura. Por otro lado, aunque te cueste más, informarles sobre una renovación importante de la cocina u otra mejora significativa garantizará que estés cubierto adecuadamente. 

Consejo: Guarda los recibos de mejoras que hagas en tu hogar, así como de las compras importantes. Tener un inventario de esos gastos, así como de todos los artículos que ya posees, asegurará que recibas la compensación adecuada en caso de una pérdida importante.

No ignores tus informes de crédito

Es especialmente importante asegurarte que tu información de crédito es correcta cuando te cambias a una nueva compañía. En la mayoría de los estados, las aseguradoras pueden utilizar lo que se llama una puntuación de seguro basada en el crédito, para calcular el costo de las primas de seguros para los propietarios de viviendas, y un mal crédito puede generar una prima el doble de alta que un buen crédito, según un estudio de PolicyGenius. Las aseguradoras incluso pueden consultar las puntuaciones de sus clientes actuales para establecer el costo para la renovación de su póliza. Tus reportes de crédito de las tres principales agencias de crédito (Equifax, Experian y TransUnion) contribuyen a tu puntaje crediticio, así que revísalos regularmente para identificar errores y corregirlos.

Consejo: Puedes revisar tu reporte de crédito de forma gratuita de cada una de las tres agencias de crédito (Equifax, Experian y TransUnion) semanalmente en AnnualCreditReport.com.

No confíes solamente en tu lealtad

Aunque algunas aseguradoras pueden ofrecer descuentos por antigüedad para sus clientes más fieles del 5 al 10%, quedarte con la misma compañía podría indicar que estás de acuerdo con los aumentos de las primas. Por lo tanto, es recomendable buscar nuevas opciones de cobertura cada dos años. Entre los 7,075 miembros de Consumer Reports que cambiaron de aseguradora en el período de cinco años cubierto por nuestra reciente encuesta, el 39% dijo que lo hicieron porque encontraron un mejor precio.

Consejo: Obtén cotizaciones de varias fuentes. “Vale la pena dedicarle el tiempo necesario para encontrar una amplia cobertura a un precio bajo”, dice Paul Boudreau, un agente de seguros con licencia en Rowat Insurance, con sede en Ottawa, Ontario.

Tobie Stanger

Tobie Stanger is a senior editor at Consumer Reports, where she has been helping readers shop wisely, save money, and avoid scams for more than 30 years. Most recently, her home- and shopping-related beats have included appliance and grocery stores, generators, homeowners and flood insurance, humidifiers, lawn mowers, and luggage—she also covers home improvement products like flooring, roofing, and siding. During off-hours, she works on her own fixer-upper and gets her hands dirty in the garden. Follow her on Twitter @TobieStanger.

***

También te puede interesar:

7 cosas que no hay que hacer para conseguir un seguro de vivienda más barato
Cómo encontrar un seguro de auto si tienes un mal historial de manejo

En esta nota

seguros

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain