A pesar de la promesa de estímulos económicos para empresas, durante diciembre se perdieron 140,000 puestos de trabajo en Estados Unidos

La mayor parte de las pérdidas se concentraron en la industria de la hospitalidad, ya que las nuevas restricciones destinadas a frenar al coronavirus obligaron a los bares, restaurantes y hoteles a reducir su servicio o cerrar por completo

La crisis no deja de golpear a miles de estadounidenses.
La crisis no deja de golpear a miles de estadounidenses.
Foto: John Sommers II / Getty Images

A pesar de los anunciados planes de estímulo económico que se firmaron antes de fin año, la economía estadounidense perdió 140,000 puestos de trabajo en diciembre, la primera caída en siete meses. El descenso fue provocado por el aumento dramático en los contagios de COVID-19 en todo el país que provocó una nueva ola de cierres, lo que revirtió la recuperación del mercado laboral, informó Fox Business.

La tasa de desempleo se mantuvo estable en 6.7%, dijo el Departamento de Trabajo en su informe mensual, publicado este viernes. Los economistas encuestados por Refinitiv esperaban un aumento del desempleo al 6.8% y que la economía agregara unos 71,000 puestos de trabajo.

En total, Estados Unidos ha recuperado aproximadamente la mitad de los 22 millones de empleos perdidos durante los dos primeros meses de la pandemia. Pero todavía hay alrededor de 9.8 millones más de estadounidenses sin trabajo con respecto a los que había en febrero, antes de que comenzara la crisis.

Después de una fuerte contracción en marzo y abril, el mercado laboral se recuperó rápidamente, agregando 9.3 millones de puestos de trabajo en el lapso de solo tres meses. Pero desde entonces, el crecimiento del empleo se ha enfriado mes con mes y los economistas advierten cada vez más de una segunda desaceleración.

“El informe de hoy es un duro recordatorio de que la pandemia controla nuestra economía”, dijo el economista senior de Glassdoor, Daniel Zhao. “Aunque el proyecto de ley de ayuda de fin de año ofreció un respiro temporal y el inicio de la distribución de la vacuna ofrece esperanzas, aún no estamos fuera de peligro”.

La mayor parte de las pérdidas se concentraron en la industria de la hospitalidad, ya que las nuevas restricciones destinadas a frenar la propagación del virus obligaron a los bares, restaurantes y hoteles a reducir drásticamente el servicio o cerrar por completo.

El sector perdió 498,000 puestos de trabajo el mes pasado, la mayoría provenientes de restaurantes y bares, que registraron una caída de 372,000. Desde febrero, la industria del ocio y la hostelería ha perdido 3.9 millones de empleos, según el Departamento de Trabajo.

Además de las cifras de diciembre, el informe mostró ajustes en los meses anteriores: octubre aumentó a 645,000 desde un cálculo inicial de 610,000 empleos perdidos, mientras que en noviembre se registró un aumento de 91,000 para alcanzar los 336,000.