A qué le temen hoy los trabajadores de la construcción y por qué hay escasez en la mano de obra

En la primavera se llevará a cabo una campaña de reclutamiento llamada "La construcción es esencial”

A qué le temen hoy los trabajadores de la construcción y por qué hay escasez en la mano de obra
Todo apunta a que los puestos que generalmente pagan un buen dinero requieren conocimientos técnicos y una capacitación significativa, mientras que otros pueden exigir certificaciones y títulos universitarios.
Foto: Pexels

Puedes creerlo o no, pero en Estados Unidos hay millones de personas sin trabajo y otros cientos de miles de puestos vacantes en la industria de la construcción. ¿A qué se debe esta escasez? Existen diversos motivos que podrían causarlo.

Gracias a la demanda constante y a las bajas tasas de interés, la construcción residencial resiste fuertemente a los impactos de la crisis económica, no obstante algunas empresas de contratistas se quejan de la baja presencia de mano de obra.

De acuerdo a una encuesta realizada por la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB), se encontró que los constructores están preocupados por la escasez de trabajadores de la obra, donde el 85% espera problemas de disponibilidad y costos futuros, en comparación con el 13% registrado en 2011.

“Hay muchas personas que están desempleadas recientemente, pero todavía no piensan en las carreras de construcción como una oportunidad”, dijo Brian Turmail, vicepresidente de iniciativas estratégicas y asuntos públicos de Associated General Contractors of America (AGC).

Ante este problema, ya se busca una solución. Todo apunta a que en la primavera se llevará a cabo una campaña de reclutamiento a nivel nacional llamada “La construcción es esencial”, a fin de aminorar tremenda lucha de empleo.

Y es que todo apunta a que los puestos que generalmente pagan un buen dinero requieren conocimientos técnicos y una capacitación significativa, mientras que otros pueden exigir certificaciones y títulos universitarios.

Tanto el costo como la disponibilidad de la educación en escuelas de oficios, especialmente durante la pandemia, se suman a la falta de trabajadores de la construcción calificados.

En 2019, las carreras de construcción  pagaron a los trabajadores un promedio de $42,320 al año; los carpinteros se llevaron a casa $ 53,150, mientras que los gerentes ganaron $103,960, según el BLS.

“Cuando se dice que hay 300,000 puestos de trabajo disponibles, no todos son mano de obra calificada, pero muchos de ellos lo son”, dijo Ed Brady, presidente y director ejecutivo del Home Builders Institute, un programa de capacitación sin fines de lucro asociado con la NAHB, a Bloomberg.

Todo va de la mano, pues mientras la construcción comercial está estancada, los programas de aprendizaje en las empresas también están en gran parte congelados, lo que se suma al problema laboral.

La pandemia obligó a algunos estudiantes de escuelas de oficios a aprender gestión de cableado y construcción a través de videoconferencias, practicando con kits eléctricos enviados por correo y mirando a través de las cámaras GoPro de los administradores del sitio. Y otros programas comerciales también se cerraron por completo.

“En realidad, estamos en una especie de crisis de desarrollo de la fuerza laboral, o calamidad, porque muchas personas que de otra manera estarían aprendiendo oficios de construcción no lo están, porque simplemente no se puede hacerlo a través de Teams o Zoom”, dice Turmail. “La línea de educación, que nunca fue genial para empezar, se está agotando”.