Acuerdo. No habrá desalojos y ejecuciones hipotecarias en los siguientes dos meses

Acuerdo. No habrá desalojos y ejecuciones hipotecarias en los siguientes dos meses
Un hombre se manifiesta en Chicago a favor de la suspensión del pago de la renta.
Foto: Scott Olson / Getty Images

En un esfuerzo por mantener la cordialidad entre propietarios e inquilinos mientras enfrentan las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus, las moratorias federales de ejecución hipotecaria y desalojo se extenderán por dos meses más.

Freddie Mac (Federal Home Loan Mortgage Corporation) y Fannie Mae (Federal National Mortgage Association) extenderán la moratoria sobre ejecuciones hipotecarias y desalojos en casas unifamiliares hasta el 31 de agosto. La medida de protección expiraba el próximo 30 de junio.

Además, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) extenderá la condonación de préstamos de la Administración Federal de Vivienda (FHA) para propietarios con hipotecas unifamiliares aseguradas por esta entidad hasta fines de agosto. El programa se puso en marcha en marzo con una moratoria de 60 días y luego se extendió hasta finales de junio.

“Si bien la recuperación económica ya está en marcha, muchas familias necesitan más tiempo y asistencia para recuperar su posición financiera”, dijo Ben Carson, el Secretario de HUD. “Nuestra extensión de ejecución hipotecaria y desalojo significa que estas familias no tendrán que preocuparse por perder su hogar mientras trabajan para recuperarse de los impactos financieros del COVID-19“.

Los administradores deben detener las nuevas acciones de ejecución hipotecaria que estaban en proceso, así como cesar los desalojos de personas que alquilan casas unifamiliares respaldadas por la FHA. La única excepción es para los ocupantes de propiedades legalmente vacantes o abandonadas.

Si tienen la posiibilidad de hacerlo, los propietarios de viviendas con préstamos asegurados por la FHA o Fannie Mae y Freddie Mac deben continuar con sus pagos de la hipoteca durante la ejecución hipotecaria y la moratoria de desalojo. Si no pueden, pueden solicitar la indulgencia del pago de la hipoteca disponible a través de la Ley de Alivio y Seguridad Económica del Coronavirus conocida como “Ley CARES” (Coronavirus Relief and Economic Security Act).

Según la Ley CARES, los propietarios de viviendas afectados por coronavirus con préstamos respaldados por el gobierno federal pueden retrasar o reducir los pagos hasta por un año y no están obligados a realizar un pago global al final del período de indulgencia.

Aquellos que no tienen préstamos respaldados por el gobierno también pueden obtener tolerancia, a discreción de su prestamistaconsideración de su acreedor.

Para comprender mejor las medidas de asistencia que ofrece el gobierno ofrece a los propietarios e inquilinos de puede consultar el siguiente sitio web de información: cfpb.gov/housing