Aerolíneas recibirán millonarios préstamos federales para enfrentar la crisis

Las empresas recibirán un paquete de ayuda por $25 billones de dólares

Aerolíneas recibirán millonarios préstamos federales para enfrentar la crisis
Las aerolíneas estadounidenses enfrentan un panorama complicado.
Foto: Michael Ciaglo / Getty Images

Las compañías aéreas más grandes de Estados Unidos firmaron cartas de intención para recibir préstamos federales que les ayuden a sobrevivir la crisis provocada por el coronavirus.

Algunas de estas compañías han advertido a sus empleados que tomarán nuevas medidas por el aumento en los contagios en algunos estados.

United Airlines advirtió a sus empleados que esta semana podrían recibir un aviso sobre posibles licencias a partir del 1 de octubre. Se espera que la demanda de viajes permanezca se mantenga a la baja hasta que se encuentre un tratamiento o vacuna contra el COVID-19.

Los analistas no prevén una recuperación de la insutria en el corto plazo. este martes, las acciones de las aerolíneas estadounidenses cerraron con un 5%. United tuvo el mayor retroceso al perder el 7,6% en el valor de sus acciones.

Si bien los viajes aumentaron en los últimos dos meses con respecto a los mínimos históricos registrados en abril, United ha visto una caída en las reservaciones para viajar el próximo mes después de que Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut anunciaron una cuarentena para viajeros que lleguen desde lugares críticos.

La caída más pronunciada se registró en el centro de Newark de United, donde las reservaciones eran apenas del 16% de los registrados en 2019.

Andrew Nocella, director comercial de United, dijo a los empleados en una reunión virtual la aerolínea se vería ligeramente más afectada que otras en Estados Unidos.

United se encuentra entre las aerolíneas estadounidenses que alientan a los empleados a aceptar paquetes de retiro voluntarios para ayudar a prevenir miles de pérdidas de empleos en el otoño. Hasta la fecha eran pocos los trabajadores que habían presentado una solicitud.

Las aerolíneas estadounidenses han reducido drásticamente su capacidad de vuelo y se apresuraron a apuntalar su capital, pero advirtieron que decenas de miles de empleos podrían estar en riesgo por ante la lenta recuperación de la industria.

Delta Air Lines también anunció la semana pasada que podría reducir su cantidad de vuelos en agosto.

De acuerdo con información proporcionada por el Departamento del Tesoro, United y Delta se encontraban entre las aerolíneas estadounidenses, junto con Alaska Airlines, JetBlue Airways y Southwest Airlines, que recibirán un paquete de ayuda por $25 billones de dólares.

La semana pasada otras cinco aerolíneas, entre ellas American Airlines, acordaron los términos para recibir préstamos del gobierno bajo la Ley CARES. Las empresas ya recibieron otros $ 25 billones de ayuda de para proteger los empleos hasta septiembre y tienen hasta el 30 de ese mes para decidir si tomarán un nuevo préstamo, lo que incluiría la emisión de “warrants” (opciones negociables para comprar o vender activos), restricciones a la compensación ejecutiva y recompras de acciones.

Los sindicatos que representan a los trabajadores de la aviación solicitaron a los legisladores que extiendan el paquete de ayuda de nómina hasta marzo.