¡Alerta! Pfizer identifica vacunas falsas en Polonia… y México

En México, las vacunas de la farmacéutica estadounidense sólo pueden ser distribuidas a través del Plan Nacional de Vacunación

¡Alerta! Pfizer identifica vacunas falsas en Polonia… y México
La vacuna de Pfizer es una de las más confiables del mercado.
Foto: JUSTIN TALLIS / Getty Images

Las señales de alerta sonaron fuerte este miércoles: Pfizer detectó la venta de vacunas contra el coronavirus falsas en México y Polonia informó The Wall Street Journal.

Pfizer, que desarrolla junto a la compañía alemana BioNTech, analizó las vacunas incautadas por las autoridades y confirmó que contenían viales falsos. Los antídotos recuperados en México también tenían un etiquetado fraudulento, mientras que las dosis recuperadas en Polonia contenían un tratamiento antiarrugas.

Desde su cuenta oficial de Twitter, Pfizer había anunciado hace unos meses que “la vacuna de Pfizer/BioNTech contra la Covid-19 no está a la venta en ningún canal privado por el momento”, y recordó que se suministrará sólo a travpes del Plan Nacional de Vacunación.

De acuerdo con la nota, al menos 80 personas fueron vacunadas con la supuesta dosis de Pfizer en una clínica particular de Nuevo León. El diario estadounidense señaló que el presunto biológico se aplicó a mediados del mes de febrero por un costo de aproximadamente 1,000 dólares.

El secretario de Salud estatal, Manuel de la O. Cavazos, reportó que los frascos de las vacunas falsas fueron encontrados en hieleras y tenían números de lote diferentes a los enviados a México y una fecha de vencimiento incorrecta. The Wall Street Journal reportó que Pfizer investiga con autoridades mexicanas cómo entraron esas vacunas al país.

Estados Unidos, México y otros países han detectado sitios web que afirman vender dosis de Pfizer y también la vacuna del laboratorio estadounidense Moderna.

También en Sudamérica

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, advirtió que la oferta de vacunas falsas en Argentina, Brasil y México, es un problema de salud pública.

“Los mercados ilegales ofrecen vacunas que probablemente están falsificadas, no son la vacuna real, o tal vez las están robando de un centro de salud y nadie puede asegurar que estén almacenadas correctamente”, dijo Barbosa. “El problema no sólo es para las autoridades sanitarias, sino también para la policía, que debe identificar y detener esta actividad delictiva”.

El funcionario insistió en que solo se puede confiar en las vacunas administradas por las autoridades sanitarias porque sólo éstas tienen la garantía de haber sido conservadas en las condiciones adecuadas.

“Es muy importante negarse a comprar cualquier vacuna que se ofrezca a través de las redes sociales porque es un riesgo para su salud”.