Biden dice que una victoria demócrata en Georgia garantizaría un nuevo cheque de estímulo de $2,000

Las elecciones determinarán si los republicanos retienen el control del Senado o éste pasa a control del partido del presidente electo

Joe Biden prometió más ayuda si ganan los demócratas los asientos del Senado en Georgia.
Joe Biden prometió más ayuda si ganan los demócratas los asientos del Senado en Georgia.
Foto: Christos S. / Shutterstock

En su discurso de campaña final a los votantes de Georgia, el presidente electo Joe Biden prometió que si los demócratas ganan el par de asientos en el Senado, el Congreso aprobará un tercer cheque de estímulo a los estadounidenses que enfrentan la pandemia del coronavirus.

Las elecciones determinarán si los republicanos retienen el control del Senado, lo que podría limitar la capacidad de Biden para aprobar su agenda legislativa. Si Jon Ossoff y Raphael Warnock ganan sus respectivas elecciones contra los actuales senadores republicanos David Perdue y Kelly Loeffler, la Cámara Alta quedaría 50-50, con la vicepresidenta electa Kamala Harris emitiendo el voto de desempate.

“Si envían a Jon (OssoFF) y al reverendo (Warnock) a Washington, esos cheques de $2,000 dólares saldrán por la puerta”, dijo Biden el lunes. “Pero si envían a los senadores Perdue y Loeffler de regreso a Washington, esos cheques nunca llegarán. Es así de simple. El poder está literalmente en sus manos”, informó Fox Business.

Aunque Loeffler y Perdue respaldaron la propuesta de último minuto del presidente Trump para aumentar el tamaño del cheque estímulo incluido en el segundo paquete de estímulo contra el coronavirus, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, rechazó someter a votación el proyecto para dar pagos más grandes la semana pasada.

Biden dijo que elegir a Osoff y Warnock significaría el fin del “estancamiento que se ha apoderado de Washington y esta nación” y permitiría al Congreso avanzar en su agenda sobre empleos, atención médica, justicia y medio ambiente, así como en la lucha contra el COVID-19.

“El debate sobre los $2,000 dólares no es un debate abstracto en Washington, se trata de vidas reales. Sus vidas, las vidas de estadounidenses buenos y trabajadores”, dijo el presidente electo. “Si usted es como millones de estadounidenses en todo el país, necesita el dinero, necesita la ayuda y la necesita ahora”.