Casi la mitad de los comercios de Estados Unidos no pagaron sus alquileres en abril y mayo

El problema ha llegado al Congreso, donde se han presentado diversas iniciativas pata apoyar a pequeños y grandes comerciantes

Casi la mitad de los comercios de Estados Unidos no pagaron sus alquileres en abril y mayo
Bed, Bath & Beyond, una de las cadenas que ha dejado de pagar alquiler.
Foto: Bruce Bennett / Getty Images

La crisis desatada por la pandemia del coronavirus provocó que durante abril y mayo casi la mitad de los comercios que pagan renta no pudieran cubriri el alquiler. Algunas compañías, desde grandes cadenas hasta pequeños negocios familiares, advierten que no podrán pagar alquiler durante meses.

El problema para la economía estadounidense es que cuando cadenas como Ross Stores y T.J. Maxx dejan de pagar el alquiler, se produce una alarmante reacción en cadena.

Los dueños de propiedades inmobiliarias están ahora en riesgo de quiebra, también. Los precios de los bienes raíces comerciales se han desplomado. Los empleos en empresas de administración de propiedades enfrentan a recortes. Bancos e inversores privados no están dispuestos a prestar e invertir en proyectos de bienes raíces comerciales, y los gobiernos locales se han dado cuenta que es poco probable que este verano y otoño recauden los impuestos sobre la propiedad.

La situación es muy grave para los propietarios de hoteles y centros comerciales. Cadenas como Bed Bath & Beyond, Famous Footwear, H&M y Gap, salas de cine y gimnasios como 24 Hour Fitness dejaron de pagar el alquiler por completo en mayo, según Datex Property Solutions.

Starbucks pagó el alquiler de mayo, pero ha enviado una carta a los propietarios de los locales donde opera para solicitar un periodo de gracia a partir del 1 de junio y durante 12 meses. Datex encontró que el 58,6% de los alquileres de las tiendas se pagaron en mayo. Los inquilinos de oficinas y almacenes han pagado el alquiler por ahora, pero hay preocupaciones sobre si los inquilinos renovarán los contratos de alquiler, ya que el “home office” se ha extendido.

“El distanciamiento social significa el caos financiero para los bienes raíces comerciales”, advirtió R. Christopher Whalen, jefe de Whalen Global Advisors, en su blog para inversores.

La crisis es particularmente amenazante para decenas de miles de pequeñas empresas, algunas de las cuales operan con márgenes tan pequeños que no sobreviviría en a la recesión causada por la pandemia si tuvieran que pagar el alquiler ahora mismo. Muchas pequeñas empresas han pedido a los propietarios un acuerdo, pero las propiedades comerciales a menudo tienen varios dueños. Conseguir que todos se pongan de acuerdo rápidamente es difícil.

Algunos propietarios han pedido a los gobiernos locales que retrasen la recaudación del impuesto sobre la propiedad, pero muchos municipios ya están bajo presión financiera a medida que los ingresos fiscales se desploman y los costos se disparan durante la pandemia.

Los defensores de las pequeñas empresas están presionando al Congreso para que cambie las reglas sobre las calificaciones de perdón de préstamos del Programa de Protección de Cheques, para que más del 25% del dinero pueda ser utilizado para el alquiler y otros gastos generales. Un proyecto de ley de la Cámara de Representantes que ha sido aprobado a finales de mayo permitiría que hasta el 40% del dinero se destine a la renta, pero el Senado aún no ha acordado los cambios.

Washington aprobó una legislación de emergencia en mayo que requiere que los propietarios de comercios minoristas acepten planes de pago de alquiler. California debate una propuesta aún más agresiva para obligar a los propietarios con inquilinos que han sido severamente afectados por cierres de coronavirus a renegociar los contratos de alquiler.

Los legisladores que están detrás de estas iniciativas dicen que el objetivo es evitar una pérdida masiva de pequeñas empresas.