Cinco recomendaciones para mantener bajos tus costos de mudanza en EE.UU.

En SoloDinero te damos cinco recomendaciones para que ahorres dinero en el proceso de tu mudanza local o estatal en EE.UU.

Mudarse en EE.UU. ahora se ha vuelto una actividad muy costosa. Pero es posible bajar los costos si sigues estas recomendaciones.
Mudarse en EE.UU. ahora se ha vuelto una actividad muy costosa. Pero es posible bajar los costos si sigues estas recomendaciones.
Foto: Shutterstock

Con los altos costos de los alquileres en Estados Unidos (los cuales han aumentado debido a la alta inflación que afecta a millones de personas en el país), no son pocos los que han debido mudarse de la vivienda en la que habitaban en busca de opciones más económicas. Al hacer esto, se han encontrado con otra realidad incómoda: los costos de la mudanza en en EE.UU. están en su punto más alto en años.

De acuerdo con un análisis llevado a cabo por el mercado digital HireAHelper, las mudanzas locales en EE.UU. cuestan, en promedio, $454 dólares, una cifra récord que supera en 12% al monto promedio registrado en el año 2021.

Por otra parte, de acuerdo con el portal moveBuddha, el costo de mudanza de la ciudad de New York a Miami es de aproximadamente $3,546.60 dólares, un monto superior al compararlo con el registrado en el año 2021, que fue de $3,212.50 dólares.

Por tanto, en SoloDinero te damos cinco recomendaciones para mantener bajos tus costos de mudanza en el caso de que tengas pensado trasladarte a un nuevo lugar en donde vivir.

1- Trata de planificar tu mudanza de manera oportuna

Por lo general, hay mayor demanda de los servicios de mudanza a principios o a finales de mes, pues estos son los momentos en los que suelen concluir los acuerdos de alquileres o de renta. Por tanto, evitar estos días para mudarte es lo más conveniente.

Nancy Zafrani, gerente general de la empresa de mudanzas Oz Moving & Storage, explicó para The New York Times que, por lo general, las compañías de mudanzas suelen ofrecer descuentos y flexibilidad de precios en los días de menor movimiento en las ciudades.

2- Consigue cajas gratis en portales como Marketplace, grupos de Buy Nothing o Craiglist

Las compañías de mudanza tienden a cobrar más por las cajas, plástico para embalar, cinta adhesiva y otros implementos, por lo que consiguiéndolos por tu cuenta es probable que puedas ahorrarte algo de dinero.

Para ello, puedes ingresar a portales como Facebook Marketplace, grupos de Buy Nothing o Craiglist, donde los usuarios podrían compartir estos objetos contigo y facilitarte en tu mudanza.

No está demás decir que pedir ayuda o apoyo a tus vecinos o a las tiendas de tu vecindario también puede dar buenos frutos.

3- Solicita apoyo de tu empleador para tu mudanza

Si te estás mudando debido a que conseguiste un nuevo trabajo, es posible que tu nuevo empleador esté dispuesto a apoyarte con los gastos de la mudanza. No son pocas las empresas las que ofrecen este tipo de facilidades, y quizás te sorprenda saber que puede haber una respuesta positiva si planteas este asunto.

4- Alquila camiones de mudanza eficientes

De ser posible, revisa cuántas millas por galón de gasolina recorre el camión de mudanza que vayas a contratar. Si se trata de un camión con eficiencia motora, lo más probable es que puedas ahorrarte dinero de la gasolina.

A propósito de este punto, es recomendable que, teniendo en cuenta que probablemente vayas a gastar en gasolina si la mudanza no es local, adquieras el combustible con una tarjeta de crédito con recompensas por las compras en las gasolineras.

5- Deshazte de tus objetos innecesarios

Toda mudanza es una oportunidad de deshacerte de las pertenencias que ya no necesites. Puedes donarlas o incluso venderlas para obtener algo de dinero, y esto reducirá no solo la cantidad de cosas que tienes que empacar, sino tus niveles de estrés.

También te puede interesar:

Alquileres en EE.UU.: qué debo hacer si se ejecuta la hipoteca de la casa en la que soy inquilino
Las 10 ciudades de EE.UU. donde puedes vivir con menos de $2,000 dólares cubriendo todos tus gastos fijos
De qué ciudades de EE.UU. se están mudando las personas por los altos precios de las casas