Cómo ahorrar para llegar a tu primer millón de dólares

Disciplina y constancia son elementos indispensables para lograr una encomienda de este tipo

Cómo ahorrar para llegar a tu primer millón de dólares
Vivir por debajo de las posibilidades es una de las reglas en la búsqueda del objetivo.
Foto: John Guccione / Pexels

En el mundo de las finanzas personales y la prosperidad económica, hay al menos tres reglas doradas que se deben cumplir para llegar a las metas que deseamos: tener un registro minucioso de los gastos, elaborar un presupuesto y destinar parte de los ingresos al ahorro; no obstante, si el objetivo es tan alto como aspirar a llegar al menos a obtener un millón de dólares, hay mucho más cosas que se deben tomar en cuenta para materializar este sueño, así que te compartimos los principales consejos para convertirse en millonario desde abajo.

Elección de cuentas

Es importante elegir los productos financieros adecuados con las cuentas de ahorro e inversión, además de que se deben diversificar para obtener mejores resultados al desconcentrar los ahorros, lo cual da mayor flexibilidad al momento de mover el dinero.

Correr el riesgo

La disciplina y constancia son elementos indispensables para lograr una encomienda de este tipo, pero de vez en cuando es bueno correr algunos riesgos calculados que permitan acelerar el proceso y que los ahorros crezcan más rápido.

Repensar las grandes facturas

Cualquier elemento que abone al ahorro es bienvenido en el objetivo de alcanzar el millón de dólares; sin embargo, serán aquellos gastos fuertes en los que los recortes inteligentes harán la diferencia, en especial, los que tengan que ver con vivienda o transporte, los que al final sumarán una mayor cantidad.

Incrementar ingresos

La capacitación constante juega un papel importante en este sentido, ya que entre mayor grado de especialidad, es más viable obtener aumentos en menor tiempo o postular a trabajos mejor pagados o pluriemplearse para obtener ingresos alternativos.

Protección financiera

Si bien la clave de llegar al millón de dólares son el ahorro y las buenas inversiones, el destinar gastos a coberturas de salud o patrimoniales no debe ser algo que deba escatimarse, al final nadie está exento de un revés y estar prevenidos siempre será una buena idea.

Fijarse objetivos

Está claro que el fin supremo es convertirse en millonario, pero en el proceso debe haber una serie de estaciones intermedias que permitan evaluar si lo que se está realizando va de acuerdo al plan o si se debe hacer un ajuste, se recomienda que cada año se haga un alto en el camino para analizar la estrategia.

Deuda

Sin duda el peor enemigo del ahorro y los objetivos financieros es la deuda, así que se debe evitar a toda costa este tipo de compromisos de altos intereses, por lo que siempre la decisión de pagar agresivamente tarjetas de crédito y quedarse con la de menor impacto.

Frugalidad

Conforme se va dando el crecimiento financiero con miras al millonario objetivo, es necesario cuidar que los gastos no se incrementen en la misma proporción, así que mientras no se cumpla la meta, lo mejor es conservar la disciplina, no dejarse deslumbrar y mantener un estilo de vida por debajo de las posibilidades, lo que permitirá ahorrar más dinero.