Cómo convertirte en un exitoso freelancer en tres sencillos consejos

Sigue estas recomendaciones, porque si el cliente te necesita, debes saber que estará dispuesto a pagarte por ello

Si determinas un plazo de entrega, comprométete con cumplir con lo prometido porque el éxito se reduce a hacer lo que dices que vas a hacer, en el tiempo que dijiste que lo harías, contó el exitoso freelance.
Si determinas un plazo de entrega, comprométete con cumplir con lo prometido porque el éxito se reduce a hacer lo que dices que vas a hacer, en el tiempo que dijiste que lo harías, contó el exitoso freelance.
Foto: Pixabay

Cuando dejas tu trabajo de oficina de 9 a 5 y te adentras al mundo del trabajo independiente, hay un mar de dudas sobre si puedes funcionar como empleado freelance o tus sueños se perderán de a poco en el camino. Pero ahora verás que puede ser más fácil de lo que crees.

Stefan Georgi, redactor publicitario por su cuenta y quien ha recaudado más de $432,000 dólares en proyectos de escritura de este tipo, le contó a Grow Acorns sus consejos para que cualquiera pueda lograr ser un autónomo victorioso.

Trátate como el dueño de un negocio
Ya sea que estés realizando algunos trabajos como algo alterno a tu empleo o si en realidad estás entrándole al trabajo independiente de tiempo completo, “usted es propietario de un negocio como trabajador independiente”, dice Georgi. “Estás a cargo de las ventas, del servicio al cliente. Estás a cargo de la gestión de proyectos. Estás a cargo de la realización”, contó.

Sé realista sobre la duración de los proyectos
Si determinas un plazo de entrega, comprométete con cumplir con lo prometido porque el éxito se reduce a hacer lo que dices que vas a hacer, en el tiempo que dijiste que lo harías, contó el exitoso freelance.

Cuando empieces a asumir proyectos para otras personas, sé “estratégico en cuanto a cómo programas tu tiempo, sé realista sobre cuánto tiempo te llevarán estas cosas.
El incumplimiento de las fechas límite puede hacer que parezcas poco confiable y también puede dificultar que los clientes se mantengan al día con tus horarios.

Piensa en ti como una inversión
Cuando estás calculando cuánto cobrar por tu tiempo, es fácil sentir que cotizar un precio justo significa que estás tomando algo de una empresa cada vez que te contratan. “El único error que cometen muchos trabajadores autónomos es que tienen miedo de pedir dinero”.

De hecho, la razón por la que una empresa te contrata para trabajar es para que puedas cumplir sus propios objetivos y hacer crecer el negocio. Piensa siempre que el cliente te necesita, necesita tus servicios y está dispuesto a pagar por ello.