Cómo enfriar rápidamente el auto sin encender el aire acondicionado

Te damos unas sugerencias para que ahorres energía cuando estás ante el volante con un calor insoportable

Cómo enfriar rápidamente el auto sin encender el aire acondicionado
Encender el aire acondicionado de tu auto no es la única alternativa para enfriarlo.
Foto: 4634656 / Pixabay

Ante las altas temperaturas azotando en gran parte del territorio estadounidense, el momento de subirse al coche pierde encanto y en ese momento te dan ganas inmediatas de encender el aire acondicionado. Sin embargo, hay otras maneras de ahorrar energía enfriando tu auto de otra manera, según Motorpasión.

Un coche bajo el sol se calienta por radiación. La energía del sol calienta el techo y el calor que esta enorme superficie de metal capta se reparte al resto del coche por contacto. De ahí que intentemos estar a la sombra en verano. En realidad, lo que pretendemos es evitar la radiación térmica.

Es decir, cuando el sol incide sobre el coche, las ruedas, la chapa, el cristal, etcétera, se calientan y en consecuencia elevan la temperatura del aire en el interior del coche. Por tanto, la solución es evidente. Si logras estacionarte a la sombra o en un garaje, la temperatura no subirá tanto en el interior del coche y facilitaremos el proceso de enfriar el coche incluso sin aire acondicionado, algo que se logra por convección.

Este proceso de transferencia de calor, la convección, se logra por medio del movimiento de las moléculas. Al abrir las ventanillas, se genera una corriente de aire procedente del exterior del vehículo que enfría el habitáculo.

Incluso, si cuando te subes al coche lo primero que haces es bajar las ventanillas además de encender el aire acondicionado para que eche aire frío, se genera una corriente de aire desde el exterior hacia el interior que ayuda a rebajar la temperatura del habitáculo.

De esta forma consigues ventilar el vehículo y un intercambio de temperatura entre el coche, también cobra sentido el clásico truco de abanicar el coche moviendo enérgicamente la puerta del conductor con la ventanilla bajada, pues así logramos acentuar la convección.

Una vez que inicies la ruta, circular con las ventanillas bajadas durante unos minutos también fomentará ese proceso y ayudará al aire acondicionado del coche a enfriar el interior, pues la temperatura del habitáculo disminuirá más rápidamente.

Sin embargo, no olvides que a partir de entre 50 y 60 mph, llevar las ventanillas bajadas consume más energía que si circulas con el aire acondicionado activado.

Esto significa que en la ciudad sí que podríamos ahorrarnos el aire acondicionado y abrir las ventanillas, siempre que la temperatura nos lo permita, pero no en vías rápidas. Circulando a 75 mph siempre consumirás menos energía con el aire acondicionado en marcha y llevando las ventanillas cerradas.