Cómo es la nueva tienda que abrió Google en Nueva York

Google busca crear un espacio donde los consumidores puedan ir y probar todos sus dispositivos y servicios, además ofrecerá una gama completa de soporte para sus productos y servicios de consumo

Cómo es la nueva tienda que abrió Google en Nueva York
La tienda de Google, en Nueva York, apunta a ser una experiencia única.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Google abrió este jueves, en el barrio de Chelsea, en Nueva York, su primera tienda física, en la que aspira a crear un lugar donde los consumidores puedan divertirse y comprar sus teléfonos Pixel, Chromebooks, Nest, dispositivos portátiles Fitbit y más.

Es una especie de Apple Store, pero para las personas que desean comprar y obtener soporte para los productos de Google. Anteriormente, la empresa abrió tiendas temporales, pero esta ubicación está diseñada para convertirse en un elemento permanente en la sede de la empresa en Nueva York.

Es una decisión única porque, a diferencia de Apple, Google no obtiene la mayor parte de su dinero con productos de hardware, ya que más del 80% de los ingresos de Alphabet provienen de anuncios digitales, lo que generó $147,000 millones el año pasado. Pero la tienda puede ayudar a Google a aprender más sobre lo que los clientes quieren del hardware, incluso, puede ayudar a las personas a conocer sus propios dispositivos, desde termostatos hasta teléfonos y computadoras portátiles.

En una sesión informativa a principios de semana, Google dijo que quería crear un espacio donde los consumidores puedan ir y probar todos sus dispositivos y servicios de una manera que muestre cómo trabajarían juntos en diferentes lugares. Por ejemplo, tiene habitaciones separadas donde las personas pueden ver cómo funciona la cámara de visión nocturna del teléfono Pixel, o cómo funciona la pantalla inteligente del concentrador Nest dentro de un dormitorio y le permite contestar un timbre inteligente. En otra sala puedes probar el servicio de juegos Stadia de Google, cómo iniciar un juego en un teléfono y luego continuar mirando en un televisor grande.

Un estructura de vidrio redonda de 17 pies, llamada espacio de imaginación, mostrará algunos de los últimos avances tecnológicos de Google. Por ejemplo, tendrá una experiencia de Google Translate creada por un artista en Tokio. Ahí, un cliente podrá susurrar una frase y la misma se repetirá en 24 idiomas, al tiempo que muestra el texto en una pantalla.

Google también ofrecerá una gama completa de soporte para sus productos y servicios de consumo. Se podrán reparar pantallas agrietadas de teléfonos Pixel, posiblemente el mismo día; reparar productos Nest, incluso, ayudar a las personas a comprender mejor su cuenta de Google y cualquier software desarrollado por la empresa, como ChromeOS o Gmail.

Los clientes podrán programar una cita para acudir a la tienda en busca de ayuda y también planea brindar otras experiencias que pueda encontrar en una Apple Store, como sesiones prácticas e inmersiones profundas a sus productos.

La compañía espera aprender de la tienda al ver lo que quieren los consumidores y luego incorporarlo en sus productos. La tienda acatará los protocolos de seguridad para protegerse contra el COVID-19, seguirá las pautas estatales, locales y federales, los empleados continuarán usando máscaras, la cantidad de personas permitidas a la vez se limitará para comenzar y habrá estaciones de desinfección de manos en toda la tienda.