Cómo es la orden ejecutiva del presidente Biden con la que aumentará los beneficios de la asistencia alimentaria

Habrá un incremento de un 15% para Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria SNAP

Cómo es la orden ejecutiva del presidente Biden con la que aumentará los beneficios de la asistencia alimentaria
El presidente Biden ha tomado sus primeras decisiones de gobierno a través de órdenes ejecutivas.
Foto: Alex Wong / Getty Images

En medio de la crisis de salud y económica a causa de la pandemia por COVID-19, se dio a conocer que el presidente Joe Biden, a través de dos órdenes ejecutivas, amplió los beneficios en la asistencia alimentaria y solicitó el incremento del salario para los trabajadores de la administración federal, medidas que se espera tengan un impacto inmediato en millones de personas de bajos recursos en los Estados Unidos.

Con estas decisiones, el gobierno entrante de Joe Biden busca en primera instancia aumentar en un 15% la cantidad de dinero destinada a las familias de menores ingresos para que reciban alimentos cada mes a través del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria del Departamento de Agricultura (SNAP por sus siglas en inglés), además de proporcionar recursos adicionales para comidas a los estudiantes necesitados cuyas escuelas han sido cerradas a causa de la pandemia.

En virtud de la orden, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) también reevaluará el Plan de Alimentos, conocido como Thrifty Food Plan, el cual sirve como base para determinar los beneficios de sus programas como SNAP, ya que según la Casa Blanca está desfasado con respecto a las realidades económicas que enfrentan la mayoría de los hogares con dificultades para comprar y preparar alimentos saludables.

Te puede interesar:

·5 consejos para recuperarte financieramente durante la cuesta de enero

Según funcionarios, la crisis alimentaria perjudica a cerca de 30 millones de adultos y casi 12 millones de menores; sin embargo, datos de Feeding America, organismo que agrupa a más de 200 bancos de alimentos en Estados Unidos, los cuales se han visto desbordados, calcula el impacto en más de 50 millones de personas, incluidos 17 millones de niños, por lo que las cifras oficiales podrían incluso experimentar un subregistro.

“Tenemos herramientas para ayudar a la gente, así que usémoslas. Debemos actuar decisiva y audazmente, como si estuviéramos en una emergencia nacional y hacerlo unidos, como estadounidenses, no como demócratas o republicanos”, aseguró el presidente Biden, quien subrayó que estas decisiones representan un imperativo económico para la sociedad estadounidense. “No podemos y no vamos a permitir que la gente pase hambre. Es una obligación moral porque los beneficios van a superar con creces el costo”, agregó.

Desde los cierres ocasionados por la llegada del COVID-19, los centros de distribución de alimentos experimentaron una demanda masiva de solicitudes para afiliarse al SNAP, al mismo tiempo que 47 estados y tiendas se sumaron al plan para permitir que los consumidores utilicen las tarjetas de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT) para el suministro de alimentos en línea.

En cuanto a la otra orden ejecutiva firmada el viernes por Joe Biden, obliga a la administración federal a pagar como mínimo $15 dólares la hora, tabulador que había permanecido en $7.25 dólares desde hace 12 años, en lo que se espera pueda sentar un precedente para convertirse en un cambio generalizado en las percepciones económicas en la clase trabajadora.