Cómo mudar tu negocio al comercio online y que resulte muy efectivo

Aprende a conocer a tus clientes potenciales y aprovecha esa información para concretar las ventas

Cómo mudar tu negocio al comercio online y que resulte muy efectivo
Comienza por conectar tu producto, lo que le ofreces a tu cliente, con el momento que vive actualmente.
Foto: Pixabay

Muchos negocios han sido forzados a dejar el servicio presencial debido a la pandemia de coronavirus. Pero bajar la cortina de tu local no tiene que ser sinónimo de quiebra, pues bien podrías migrar a Internet y tomar ventaja ante las necesidades de tus clientes.

Deja de poner pretextos y comienza tu negocio on line de forma efectiva con estas cuatro estrategias que compartió Hebert Hernández, CEO de Extendo, a Business Insider, y que te permitirán hacer un cambio efectivo, además de que te harán mejorar la relación con tus clientes y encontrar otros más que pueden interesarse en tus productos.

1. Aprende a conocer lo que quieren tus clientes
Hernández aseguró que ha visto cómo los negocios activan el canal digital con ilusión, pero sin mucha investigación previa y luego nadie compra: “Es como si remodelaras tu tienda física, pero nadie entrara a comprar”. Enfocarte en el producto, sin haber analizado antes la necesidad de tu cliente y cómo le gustaría satisfacerla -cómo pagar y recibir el producto en cuestión-, puede llevarte a esta situación. ¿Qué es lo que está buscando el cliente y cómo se lo vas a ofrecer? Basado en eso construirás tu estrategia.

2. Busca conectar con tus usuarios
Si ya sabes que hay una necesidad en el mercado, ahora debes utilizar los datos de tu investigación sobre tus potenciales clientes para conectarte con ellos del modo más adecuado.
En tus canales de redes sociales, por ejemplo, podrás obtener datos que te permitirán conocerlos mejor y enfocar tus esfuerzos de la mejor manera.

3. ¿En qué momento se encuentra tu cliente?
En lugar de decir “quiero venderle este producto”, deberás pensar en cuáles son sus objetivos y metas para saber cómo tu producto o servicio pueden ayudarlos a cumplirlas.
En la mayoría de las ocasiones tu prospecto no te conoce, porque tu marca está comenzando. Entonces tienes que comenzar por conectar tu producto, lo que le ofreces, con su momento de vida.

4. Fidelización del cliente: ofrece información a tu cliente, no tu producto
Hoy la información que le hagas llegar a tu cliente debe ser más orgánica. Esto significa que si tu cliente llega a ti investigando algo, dale esa información que precisa; si ya compró y quiere solucionar una duda, ayúdalo. Esa será la forma en que logres atraer su atención, que te conozca, y de esa manera es más probable que vuelva a recurrir a ti y tu producto en el futuro, aseguró Hebert Hernández.