Cómo obtener una subvención gubernamental de $1000 dólares cuando eres trabajador independiente y estuviste afectado por el COVID-19

Por lo general, los solicitantes reciben ese dinero dentro de los tres días posteriores a la recepción de su solicitud

Esta ayuda a los trabajadores independientes es una provisión del programa de préstamos por desastre por lesiones económicas, que te podría ser útil durante un momento muy difícil.
Esta ayuda a los trabajadores independientes es una provisión del programa de préstamos por desastre por lesiones económicas, que te podría ser útil durante un momento muy difícil.
Foto: Pixabay

Mientras la tasa de desempleo en Estados Unidos sigue subiendo como la espuma, los pronósticos de recuperación en material de empleo siguen siendo poco alentadores, tanto que el gobierno ya pensó en apoyar a quienes salen adelante como trabajadores independientes.

Así es, las reglas han cambiado para permitir que los trabajadores independientes también reciban beneficios de desempleo, ya que si trabajas para ti mismo, puedes ser acreedor a una subvención de $1,000 dólares que no tendrás que pagar.

Esta ayuda a los trabajadores independientes es una provisión del programa de préstamos por desastre por lesiones económicas (EIDL, por sus siglas en inglés), y que te podría ser útil durante un momento muy difícil.

Bajo el programa EIDL, aquellos que trabajan por cuenta propia pueden solicitar una sola subvención para complementar cualquier pérdida de ingresos con la que puedan lidiar durante la recesión en curso.

Si te gustaría lograr esta ayuda del gobierno, técnicamente debes solicitar un préstamo bajo el programa EIDL para calificar para una subvención. Sin embargo, no tienes que aceptar ese préstamo. Puedes elegir aceptar solo la porción de la subvención y usar ese dinero para salvar tu negocio, ya sea invirtiendo en mercadeo, suministros u otros gastos.

Por lo general, los solicitantes reciben ese dinero dentro de los tres días posteriores a la recepción de su solicitud, aunque puedes experimentar demoras relacionadas con el volumen.

Recuerda que debes documentar cómo gastas cada préstamo que recibes, en caso de que la Administración de Pequeños Negocios termine necesitando esa información, y eso incluye el dinero de la subvención que recauda.