¿Cómo ocultar un largo período de desempleo de tu currículum?

Para tener mejor oportunidad de ser contratado, debes demostrar que nunca has dejado de aprender cosas

¿Cómo ocultar un largo período de desempleo de tu currículum?
Si trabajaste en algo pasajero o fuiste voluntario, puedes enumerarlo como cualquier otro rol en la sección "experiencia" de tu currículum.
Foto: Pixabay

Aunque todos estamos expuestos a quedarnos sin empleo por un largo período de tiempo, ya sea porque así lo hayas decidido o porque la crisis mundial terminara por afectarte, es posible que para un agente de recursos humanos le resulte más atractivo leer el currículum de alguien que no ha dejado de laborar.

Y no estamos hablando de mentir en tu hoja de vida, sino de considerar otras opciones interesantes que te permitan enviar otro mensaje a tu reclutador, y no necesariamente que un tiempo te quedarse sin trabajar.

Crea un currículum no cronológico
Enumera primero tu experiencia más reciente, en donde centres tus habilidades y tu experiencia, pero sobre todo el lugar donde las adquiriste.
Puedes incluir cualquier aprendizaje interesante que hayas adquirido durante ese año sabático, sin enumerar cómo pasó el tiempo directamente.

Anota tu año sabático bajo experiencia
Si trabajaste en algo pasajero, enseñaste alguna disciplina o fuiste voluntario, esta también es una experiencia valiosa. Puedes enumerarlo como cualquier otro rol en la sección “experiencia” de tu currículum. Es una forma diferente de decir que tienes otras cualidades.

Crea una sección especial
Si en el período de desempleo tuviste una serie de trabajos en apoyo a tu comunidad o tuviste alguna experiencia adquirida en el extranjero, tal vez sería bueno establecerlo en una sección diferente. Puedes llamar a esta sección “Experiencia internacional”, “Experiencia de voluntariado”, “Viajes internacionales” o “Actividades y experiencia adicionales”.

Destaca los logros
Lo más probable es que hayas aprendido y crecido mucho como persona durante tu receso laboral. Y aunque algo de lo que aprendiste puede no ayudar en el mundo de los negocios, hay otras habilidades que pueden ser aplicables.

Agrega habilidades
Tanto si hiciste reparaciones en tu casa, cuidaste a tu padre enfermo o llevaste educación a un pueblo en África, pero estas habilidades también puedes agregarlas a una lista dentro de tu currículum.