Cómo reducir la depreciación de tu auto

En los primeros cinco años, los vehículos pierden en promedio el 60% de su valor original

Cómo reducir la depreciación de tu auto
El adecuado mantenimiento del coche es la mejor forma de retrasar su devaluación.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Uno de los principales inconvenientes al adquirir un auto nuevo recién salido de la agencia, es el tema del valor del vehículo tan pronto pone un neumático en el pavimento al salir de su concesionaria, lo cual para muchos representa un costo alto por asumir tan solo por el hecho de darse el lujo de estrenar el coche que buscan.

Dependiendo de la marca y el modelo, los autos pueden perder incluso más del 20% de su valor en el primer año, cifra que progresivamente se incrementa hasta llegar alrededor del 60% después de cinco años, el mismo tiempo en el que muchos compradores terminan de pagar el financiamiento por lo que te compartimos los consejos para reducir la depreciación de tu vehículo para cuando llegue el momento de venderlo, según la aseguradora State Farm.

Mantenimiento

La mejor herramienta para reducir la depreciación del auto es realizar el mantenimiento puntual según la recomendación en el manual de fábrica, en el caso del cambio de aceite, alrededor de cada 3,000 mil millas, además de los servicios de transmisión, suspensión y frenos.

Modelos de alta gama

La depreciación de los vehículos es variable según los modelos. Los autos sedán de tamaño mediano perdieron 5.5% más su valor que los llamados crossover compactos, por lo que profundizar más en este dato ayudará a tomar mejores decisiones sobre la compra o venta de un coche.

Conservar el vehículo más tiempo

La depreciación de los autos nos impacta al momento de vender, así que cuanto más rendimiento saques de tu coche y buen mantenimiento tenga, cuando llegue el momento podrás ponerlo en venta a un precio competitivo y con la sensación de que realmente lo aprovechaste.

Impuestos

En el caso de los autos empleados para un negocio, es posible deducir parte de la depreciación del auto a través de la declaración de impuestos sobre la renta durante cinco años, lo cual abona en algo la inversión realizada.

Venta directa

Cuando llegue el inevitable momento de vender el vehículo, lo más recomendable es hacerlo de forma directa y sin intermediarios, lo cual evitará comisiones o ventas por debajo de su valor comercial para que un tercero obtenga utilidades en la reventa tan solo por la facilidad de hacer la transacción rápida.