Cómo salvar tu negocio minorista frente al miedo por la pandemia

Usa todos tus recursos e incluso otros más tecnológicos para poder estar a la altura de las necesidades de los clientes

Cómo salvar tu negocio minorista frente al miedo por la pandemia
Si quieres que las personas acudan a comprar tus productos a tu establecimiento, entonces debes crear un concepto de entretenimiento que hagan que las compras sean toda una experiencia.
Foto: Pixabay

Casi como un impulso obligado al cambio, el negocio minorista se tuvo que madurar a la velocidad de la pandemia, y mucho más rápido de lo previsto los comerciantes tienen que adaptarse a la demanda o tal vez no sobrevivirán.

Hoy más que nunca, los minoristas están compitiendo duramente por clientes en función de la experiencia que brindan sus establecimientos en la calle. Por ello debes implementar algunas medidas casi traídas del comercio electrónico, sugeridas por Inc.com, para que los consumidores no dejen de comprarte en tu tienda física.

1. La seguridad es primero
Los clientes en la actualidad sienten temor por su salud. La pandemia aumentó los protocolos de salud y seguridad en los establecimientos, que por eso las experiencia de venta se han modificado en los negocios. Diseña una estrategia para reducir al mínimo el contacto físico de las personas y los productos, tal vez con pantallas interactivas en 3D que brinden información precisa de cada producto antes de comprarlo.

Además, destina tus recursos digitales y las interacciones para generar conciencia de marca e impulsar el tráfico peatonal, por ejemplo, promoviendo una experiencia minorista sin contacto o agregando limpieza y seguridad de la tienda como una categoría para las reseñas en línea.

2. El comercio minorista como un evento
Si quieres que las personas acudan a comprar tus productos a tu establecimiento, entonces debes crear un concepto de entretenimiento que hagan que las compras sean toda una experiencia.

Piensa un poco en lo que dicen tus clientes, qué les ofreces a cambio de quedarse en casa en su sofá.
Las actividades en la venta minorista son importantes para ellos. Una búsqueda del tesoro, un programa de recompensas o lo que sea, integra la experiencia de compra física y en línea para tener mejores resultados.

3. Adopta el crecimiento y el cambio
No te quedes estancado, evoluciona con las circunstancias que pide la era en la que vivimos. Por ejemplo, Chipotle construyó más accesos drive-thru, Lululemon adquirió Mirror para involucrar a más personas en el ejercicio en casa. Lo importante es remodelar las ideas para que tu negocio minorista también crezca.

Piensa que es momento de investigar, adoptar e invertir en modelos comerciales, herramientas y tecnologías que ofrezcan valor y aumenten la eficiencia de tu tienda al ritmo que el mundo cambia.

4. Mantente como ganador
Muchos clientes de tiendas en línea han encontrado desventajas de este tipo de comercio. Que si el artículo no está en stock, que si va a llegar más tarde de lo debido, que si la mensajería extravió el paquete. Estas circunstancias pueden darte clientes en tu tienda física, por eso debes mantenerte del lado de los ganadores gracias a tu atención a todos los detalles.

Usa todos tus recursos e incluso otros más tecnológicos para poder estar a la altura de las necesidades de los clientes y en cumplimiento de las ventas en tu plataforma electrónica. Cubre todos los frentes y destaca para siempre.