Cómo ser un orador profesional en YouTube para que sea tu nuevo trabajo

Cobrar por hablar no tiene que ser difícil en estos tiempos de redes sociales

Cómo ser un orador profesional en YouTube para que sea tu nuevo trabajo
En YouTube puedes subir tus mejores discursos sobre tópicos más profundos y monetizar cada día con cada vista.
Foto: Pixabay

Si hablar es como un don de tu vida, e incluso has ayudado a otras personas con tus palabras, considera esta virtud como una oportunidad de trabajo, solo pule algunos detalles y lánzate a ser el mejor orador del 2020.

Aunque los nuevos conferencistas ya no pueden tener salas repletas de asistentes como antes debido a la pandemia, este empleo tiene un lugar muy especial en YouTube donde puedes subir tus mejores discursos sobre tópicos más profundos y monetizar cada día con cada vista.

¿Cuál debe ser el camino a recorrer para convertirte en un profesional de la oratoria y ganar dinero con ello? Sigue estos pasos.

Saca tu lado más creativo para cada título del tema

Pensar en esto en cada vez que prepares un video será tu mayor reto. Debes imaginar este trabajo como si cada vez fueras a titular la portada de un libro. Debe ser interesante, atractivo, algo que haga que tu publico imagine todo lo que recibirá con darte click. Date una vuelta por todo el trabajo de distintos oradores y enfatiza en la cantidad y el tipo de palabras que suelen utilizar.

Desarrolla tu charla de forma atractiva para atraer más vistas

Después de crear un título convincente, lo siguiente en lo que debes trabajar es en la descripción real de tu charla, y esto tampoco tiene que ser difícil. Siempre que puedas describir tu tema en el contexto de un problema que tu charla resolverá para los miembros de la audiencia, entonces estará bien.

Crea un sitio web con tu imagen y profesionalismo

Si quieres saltar a la fama para tener mejor reputación en línea, entonces crea un sitio web que te posicione exitosamente como un orador por el que todo mundo desea recibir su consejo. Enfócate en tu perfil profesional, escribe una descripción de tus charlas, comparte tu biografía, haz una lista de tus estadísticas más destacables y haz un video donde le hables a tu audiencia para agradecer su presencia.

Dales la confianza de que escucharte es lo mejor que les ha pasado en la vida, que tu información es muy útil pero sobre todo entretenida. Cobrar por hablar no tiene que ser difícil en estos tiempos de redes sociales. Tal vez un día cuando pase la pandemia y de a poco volvamos a reunirnos en lugares públicos, puedas ofrecer una conferencia y les cuentes incluso de cuando decidiste convertirte en un gran orador.