Cómo un chef que perdió su empleo por tener Covid-19 se convirtió en un exitoso constructor de viviendas: “La construcción es un espacio prometedor”

Cambiar de carrera frente al desempleo parece ser una buena decisión entre los trabajadores

Cómo un chef que perdió su empleo por tener Covid-19 se convirtió en un exitoso constructor de viviendas: “La construcción es un espacio prometedor”
Frente a la terrible situación del desempleo, el chef se decidió a cambiar de carrera y se unió a un programa de capacitación de construcción sin costo en Colorado.
Foto: Pixabay

Entre las miles de historias tristes que ha dejado la presencia del coronavirus, hay algunas que tienen un mejor final. Como el caso de Joshua Copeland, un chef de 38 años que dejó la carrera de la industria de la alimentación para ahora ser un exitoso constructor de viviendas.

Al comienzo de la pandemia, el trabajador contrajo Covid-19 y perdió su gusto, su olfato y su empleo en el restaurante. Pero frente a la terrible situación el chef se decidió a cambiar de carrera y se unió a un programa de capacitación de construcción sin ningún costo en Colorado Homebuilding Academy, reportó CNBC.

“Es un gran soplo de aire fresco, honestamente, simplemente no tener que preocuparme más por mis facturas”, dijo Copeland. 

Dado el nivel actual de construcción de viviendas unifamiliares, al mercado le faltan unos 57,000 trabajadores, según un análisis de Robert Dietz, economista jefe de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas.

Ese déficit está brindando una oportunidad a los millones de trabajadores que están desempleados recientemente debido a la pandemia. “Estamos recibiendo más llamadas en este momento que nunca”, dijo Damon DiFabio, director de Colorado Homebuilding Academy. “La construcción es un punto brillante en la economía”.

La Academia planea expandirse a nivel nacional, uniéndose a otros como el Instituto de Constructores de Viviendas, YouthBuildUSA y la Academia de Construcción de Viviendas del Norte de Alabama.

Copeland terminó su formación en la academia de Colorado el mes pasado y consiguió un trabajo inmediatamente con Taylor Morrison, una de las constructoras de viviendas que cotizan en bolsa más grandes del país.