Con la nueva legislación el cheque estímulo podría llegar a menos estadounidenses

Unos 12 millones de ciudadanos que eran elegibles para los primeros estímulos corren el riesgo de no recibir la segunda ayuda

Con la nueva legislación el cheque estímulo podría llegar a menos estadounidenses
Las discusiones en el Congreso continúan, pero muchos estadounidenses no pueden esperar mucho tiempo más.
Foto: SAUL LOEB / Getty Images

Esta semana los ojos de la nación voltean al Congreso para ver qué beneficios se incluirán en el próximo paquete de ayuda para enfrentar la crisis producida por la pandemia de coronavirus.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo el martes que los legisladores quieren enviar otra ronda de pagos directos a los estadounidenses.

Según las estimaciones del Center on Budget and Policy Priorities (Centro de Presupuestos y Políticas), un un “think tank” no partidista de investigación, unos 12 millones de personas que eran elegibles para los primeros estímulos corren el riesgo de no recibirlos.

Hasta la fecha, se han enviado alrededor de 160 millones de pagos por un total de $ 270 billones de dólares en “tiempo récord”, dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin en una audiencia en el Congreso la semana pasada.

Pero algunos estadounidenses fueron excluidos de ese primer conjunto de pagos. Eso incluía hijos dependientes de 17 años en adelante, incluidos estudiantes universitarios y adultos discapacitados. Los estadounidenses que presentaron sus impuestos sobre la renta conjuntamente con cónyuges no ciudadanos también quedaron fuera de esa ayuda.

Ahora, los congresistas quieren poner el dinero en manos de quienes deberían haberlo recibido.

¿Quién sigue esperando dinero?

Durante la audiencia del Comité de la Cámara de la Pequeña Empresa (House Committee on Small Business) la semana pasada, varios legisladores señalaron a Mnuchin que sus electores aún esperan sus cheques estímulo.

Por ejemplo, la representante Abby Finkenauer, demócrata de Iowa, dijo que su oficina tenía datos de 700 personas que no recibieron sus pagos o que los recibieron como tarjetas de débito sin etiqueta y no se dieron cuenta de lo que eran.

Mnuchin dijo que el hecho de que los estadounidenses elegibles aún estén esperando es “inexcusable”.

El secretario agregó que se intenta corregir el problema de la tarjeta de débito. Si bien se ha eximido el pago de $7.50 dólares para reemplazar las tarjetas de débito, hay una tarifa de $17 dólares por envío prioritario “que también debe desaparecer”, dijo Mnuchin.

Los estadounidenses que generalmente no presentan declaraciones de impuestos tienen hasta el 15 de octubre para usar una herramienta web DE no declarante para obtener sus cheques de estímulo este año. Aquellos que no reciban su dinero este año serán elegibles para recibir los fondos cuando presenten sus declaraciones de impuestos el próximo año.

¿Quién más es elegible?

Otros estadounidenses descubrieron que no podían recibir ningún estímulo. Y hora, algunos legisladores tratan de cubrir esos vacíos.

Durante la audiencia del Comité de la Cámara de la Pequeña Empresa, la representante Angie Craig, demócrata de Minnesota, señaló a Mnuchin que muchos dependientes, incluidos aquellos de 17 años o más, estudiantes universitarios y adultos discapacitados, quedaron fuera de los pagos.

Craig le preguntó a Mnuchin si consideraría incluir a esas personas en el próximo paquete y hacer que sea retroactivo.

Mnuchin ha dicho entender la preocupación de los legisladores y sus votantes, pero la decisión depende del Congreso.

La Ley HEROES, que fue aprobada por los demócratas de la Cámara de Representantes en mayo, haría que los inmigrantes y los adultos dependientes pudieran recibir el primer y segundo pago. Esa legislación exige otra ronda de cheques de $1,200 dólares.

Esos cambios para los inmigrantes son clave, particularmente porque muchas de esas personas laboran en trabajos esenciales, dijo Chuck Marr, director de política fiscal federal en el Centro de Presupuestos y Prioridades de Política (Center on Budget and Policy Priorities).

El senador Marco Rubio, republicano de Florida, ha propuesto un proyecto de ley para permitir que los estadounidenses casados ​​con no ciudadanos reciban sus primeros cheques de estímulo.

El representante demócrata Bobby Rush, también presentó una propuesta para dar acceso a los estudiantes universitarios de bajos ingresos a los pagos de $ 1,200 dólares.