Consumer Reports encuentra niveles dañinos de arsénico en el agua embotellada de Whole Foods

La marca Starkey Spring Water ha sido señalada reiteradamente por su alto nivel de arsénico que, sin embargo, no excede el nivel permitido por la FDA

Consumer Reports encuentra niveles dañinos de arsénico en el agua embotellada de Whole Foods
Whole Food Markets distribuye el agua que es considerada peligrosa.
Foto: Justin Heiman / Getty Images

Consumer Reports (CR) advirtió que el agua embotellada distribuida por Whole Foods contiene “niveles potencialmente peligrosos de arsénico”, hasta tres veces que otras marcas.

CR dijo informó que la marca de agua embotellada Starkey Spring Water tenía “niveles preocupantes de arsénico”, que oscilaban entre 9,49 y 9,56 partes por mil millones. Las regulaciones federales limitan la cantidad de arsénico a 10 partes por mil millones, aunque Consumer Reports ha presionado para que se reduzca a 3 partes por mil millones por razones de seguridad y salud.

Aunque beber una sola botella de la marca no es dañino, el consumo regular “incluso de pequeñas cantidades de metales pesados ​​durante períodos prolongados aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y puntuaciones más bajas de coeficiente intelectual en los niños”, señaló Consumer Reports.

Whole Foods respondió que el agua Starkey cumple con “todos los requisitos de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos, por sus siglas en inglés) y cumple totalmente con las normas del organismo para metales pesados”.

“Más allá de las pruebas anuales requeridas por un laboratorio certificado por la FDA, tenemos una prueba de laboratorio acreditada por un tercero en cada producción de agua antes de que se venda”, dijo un portavoz de Whole Foods a CNN Business.

Consumer Reports realizó pruebas a otras 45 marcas de agua embotellada y descubrió que tenían “cantidades indetectables de arsénico, lo que demuestra que son factibles niveles más bajos”.

Es la segunda vez que Starkey Spring Water ha sido señalada por Consumer Reports en los últimos dos años. CR descubrió niveles similares de arsénico en los productos el año pasado y dijo que era la única marca que probó que excedía el nivel de 3 partes por billón de arsénico.

El agua, que también se vende en Amazon, recibió una demanda en 2019 por su etiquetado de salud.