Crece la desesperación entre gobiernos estatales y locales ante la falta de ayuda económica federal

La ayuda a gobiernos estatales y municipales es una de las principales diferencias entre republicanos y demócratas para acordar otro paquete de ayuda para enfrentar la crisis producida por el coronavirus

Crece la desesperación entre gobiernos estatales y locales ante la falta de ayuda económica federal
Las calles semivacías de Kansas City, Missouri.
Foto: G. Newman Lowrance / Getty Images

Más que en cualquier otro momento de los últimos 70 años, los gobiernos estatales y locales de la nación han sido los más afectados durante la pandemia de coronavirus.

Los gobiernos entraron en la recesión con abundantes fondos de reserva y se han beneficiado de la ayuda federal. Pero salvo una rápida recuperación económica u otra ronda de estímulo, los funcionarios estatales y locales tendrían que hacer más recortes. La ayuda a gobiernos estatales y municipales es una de las principales diferencias entre republicanos y demócratas para acordar otro paquete de ayuda para enfrentar la crisis producida por el coronavirus

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que en mayo el empleo en el sector público se desplomó, con menos personas empleadas por los gobiernos estatales y locales, que en cualquier otro momento desde 2001.

“Moody’s Analytics estima que los gobiernos estatales y locales enfrentaron un déficit de entre $70 y $ 74 billones de dólares en el año fiscal 2020. Eso podría aumentar a $268 billones en 2021 y $312 billones en 2022 si no hay más ayuda federal. A diferencia del gobierno federal, casi todos los gobiernos estatales y locales deben equilibrar sus presupuestos cada año.

“Todo ese tipo de cosas son importantes para nuestro funcionamiento y quizás no las podamos abordar”, dijo el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas. Kansas City es el reflejo de muchas ciudades y legislaturas estatales en todo el país, publicó el domingo el portal Rawstory.

Los funcionarios de Kansas City recortaron los presupuestos de todos sus departamentos en un 4.5 % en agosto, a excepción de la policía y los bomberos, que enfrentaron una reducción del 2.25 %. La ciudad también despidió a 13 empleados, congeló la contratación y suspendió temporalmente a los gerentes.

Dan White, director de investigación de política fiscal de Moody’s Analytics, dijo que la economía nacional podría tardar entre cuatro y ocho años en recuperarse de la pandemia. Para los gobiernos estatales y locales la recuperación podría demorar hasta 10 o 15 años.

“Los gobiernos estatales y locales brindan servicios esenciales”, dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, a los legisladores en junio. “La recuperación económica se detendrá si continúan despidiendo a personas y recortando servicios esenciales”.

“Dudo que alguna vez vea la misma cantidad de empleados públicos que antes del COVID-19”, dijo Lucas.