Cuál es la mejor forma de pagar por un auto usado en Estados Unidos

Puede ser que pienses que solicitar un préstamo es la mejor forma de pagar por un auto usado en EE.UU. Sin embargo, los intereses pueden afectar tus finanzas. En SoloDinero te explicamos por qué

Los altos intereses hacen que un préstamo no sea la mejor manera de pagar un auto usado
Los altos intereses hacen que un préstamo no sea la mejor manera de pagar un auto usado
Foto: Shutterstock

El mercado de autos de segunda mano es uno de los más pujantes en Estados Unidos. Los últimos datos recopilados por Statista señalan que la venta de autos usados en el país ha llegado a doblar la venta de autos nuevos, una muestra de que muchos prefieren ahorrar dinero en sus cuentas que disfrutar de un vehículo recién salido de una agencia de ventas.

Pese a ser más barato, muchas de las personas que quieren comprar un auto usado deciden solicitar préstamos personales o usar créditos. Sin embargo, esto no es lo más recomendable.

En SoloDinero te explicamos cuál es la mejor forma de pagar por un auto usado.

¿Por qué no es recomendable comprar un auto usado con un préstamo?

De acuerdo con datos de la empresa de crédito Experian, los préstamos para autos han aumentado 81 puntos porcentuales en el período comprendido entre 2009 y 2020, siendo uno de los tipos de deuda de los consumidores más altos.

La razón de ello es el aumento progresivo de los precios de los vehículos, lo que ha hecho que muchos deban acudir a prestamistas particulares o a los bancos para poder comprar sus autos.

La información recopilada por Experian señala que el monto promedio de préstamos para la compra de automóviles nuevos es de $32,187, y que más del 85% de las adquisiciones de autos nuevos se hace a través de financiamientos.

No obstante, aunque la popularidad de los préstamos para autos se encuentra a niveles históricos, es posible que no sean la mejor idea, al menos a nivel financiero, para adquirir un auto usado.

La razón de esto es que los intereses del préstamo por un auto usado pueden ser mucho más altos que los de un crédito para un auto nuevo. Hay razones para ello:

1) El auto usado ya ha empezado a perder valor por su condición de segunda mano. Por ello, los préstamos suelen tener un período de pago más corto y, por ende, con intereses más altos.

2) Si se trata de un modelo viejo, existe el riesgo de que haya algún inconveniente mecánico que, a priori, podría ser asumido por el vendedor. Esto podría, eventualmente, aumentar la tasa de interés para recuperar dicha inversión.

Es por ello que los intereses de un préstamo para un auto usado podrían llegar a ser de hasta siete puntos porcentuales por encima de un préstamo para un auto nuevo, de acuerdo con el portal Motorist.

Información recopilada por US News señala que la tasa de interés de un préstamo para un auto usado de una persona con puntaje crediticio de 750 o más podría ser de 7.85%.

Asimismo, una persona con un puntaje comprendido entre 451 y 599 podría llegar a tener intereses de 20.69%.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de solicitar un préstamo para un auto usado es que el prestatario probablemente requerirá de una póliza de seguro con una cobertura más amplia de lo usual, esto con el fin de proteger el vehículo hasta que culmine el período de pagos del préstamo.

¿Cuál es la mejor manera de comprar un auto usado?

Una de las recomendaciones más importantes a la hora de comprar un auto usado es ahorrar lo suficiente como para que el pago inicial sea significativo. De esa manera, el préstamo que solicites será mucho menor y fácil de manejar dentro de tus finanzas.

Sin embargo, en muchos casos eso no es una opción. Es por ello que te recomendamos que sigas estas sugerencias a la hora de negociar un auto usado con un préstamo:

1) No negocies únicamente los pagos mensuales, sino el precio de compra del vehículo y de cada categoría, como los costos adicionales o los intereses, por separado.

2) Eleva tu puntaje crediticio, de ser posible, antes de iniciar la transacción con el vendedor. De esta manera, puedes reducir los intereses del préstamo. Para esto, es recomendable acudir a varios prestamistas a fin de ver qué tasas de interés ofrecen en función del historial crediticio.

3) Elige el tiempo de pago del préstamo más adecuado para tu presupuesto. De nada te sirve un crédito de 84 meses si el pago de intereses se convierte en una carga financiera. Evalúa tu capacidad de pago para reducir la factura final.

4) Evalúa los costos adicionales como la extensión de la garantía o el seguro de auto, pues es posible que puedas conseguir mejores precios por fuera de la agencia de venta de autos usados. Estos costos suelen inflar tus pagos mensuales, por lo que conviene revisarlos a conciencia.

5) Cumple con tus préstamos anteriores antes de asumir un préstamo para un auto nuevo. Pese a que es posible que te ofrezcan sumar tu deuda anterior al nuevo préstamo, esto podría hacer que los intereses del préstamo se incrementen.

En pocas palabras, los pagos mensuales, el historial crediticio, los adicionales y la duración del préstamo son los aspectos fundamentales que debes tener en cuenta a la hora de evaluar un préstamo para un auto usado.

También te puede interesar:

Cuál es la diferencia entre un seguro para un auto nuevo y uno usado en EE.UU.
Cuándo pedir un préstamo personal y cuándo no en EE.UU.