Qué nuevos documentos deberán presentar los desempleados para recibir su seguro en 2021

Si no se presenta la documentación debida, la persona podría estar en riesgo de tener que devolver cada dólar de los fondos proporcionados

Con el propósito de frenar posibles fraudes que podrían afectar a los casi 10 millones de beneficiados del programa, las personas que reclaman beneficios PUA tendrán que demostrar su elegibilidad para el programa en un plazo de hasta 90 días.
Con el propósito de frenar posibles fraudes que podrían afectar a los casi 10 millones de beneficiados del programa, las personas que reclaman beneficios PUA tendrán que demostrar su elegibilidad para el programa en un plazo de hasta 90 días.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Después de aprobarse $900 mil millones para extender el programa de Asistencia para el Desempleo Pandémico de la Ley CARES hasta marzo de 2021, a este proceso se agregaron nuevos documentos que los trabajadores desempleados deberán presentar para tener el seguro.

Con el propósito de frenar posibles fraudes que podrían afectar a los casi 10 millones de beneficiados del programa, las personas que reclaman beneficios PUA tendrán que demostrar su elegibilidad para el programa en un plazo de hasta 90 días.

Si no se presenta la documentación debida, la persona podría estar en riesgo de tener que devolver cada dólar de los fondos proporcionados después de la promulgación del proyecto de ley.

No está del todo claro la papelería que solicitará el Departamento de Trabajo y las agencias estatales como parte de este proceso de verificación, aunque existe la posibilidad de surjan problemas debido a la amplitud de cómo las personas se vuelven elegibles para el programa de ayuda de desempleo.

Y es que el programa PUA extiende sus beneficios a personas que tradicionalmente no califican, incluidos los trabajadores autónomos, quienes pueden demostrar que necesitan este apoyo porque trabajan por cuenta propia y perdieron ingresos durante la pandemia.

Sin embargo, el programa de asistencia también cubre a las personas directamente afectadas por Covid-19 de otras formas, como quien contrajo el virus o quien cuida de un enfermo en su casa. También a quien le cerraron su lugar de trabajo por coronavirus, y a quien cuida de tiempo completo a un niño porque las escuelas cerraron debido a la pandemia.