¿Cuánto cuesta comprar un auto nuevo 2020 en Estados Unidos?

Mira el precio promedio de un auto nuevo para cada marca

¿Cuánto cuesta comprar un auto nuevo 2020 en Estados Unidos?
Los autos coreanos y japoneses figuran entre los más asequibles.
Foto: Hyunday, Kia, Toyota / Cortesía

Cada vez que se habla sobre la compra de un auto nuevo, repetimos que se trata de la segunda inversión más importante en la vida de la mayoría de los consumidores, solo después de la compra de una casa, lo que todavía muchos consideran cumplir “el sueño americano”.

Sin embargo, la misma mayoría de los consumidores muy pocas veces se detiene a analizar todos los detalles y consecuencias del precio real de un vehículo nuevo.

Aquí está la respuesta corta: $38,530 dólares. Ese fue el precio promedio de un auto nuevo en junio 2020, según el análisis de Kelley Blue Book (KBB), la firma de información y análisis del mercado automotriz, que usa sus propias herramientas de cálculo como el Kelley Blue Book® Price Advisor, que ofrece un rango de precios promedio en base a la residencia.

En comparación, el promedio de ingresos por casa (Household income in the United States) en 2019 es de $63,030 dólares.

Ahí, a simple vista, es obvio que para la mayoría de la población el precio total de un auto nuevo representa la mayoría de sus ingresos anuales, aunque casi nadie compra un auto nuevo y paga el total inmediatamente, sino que lo hace a través del financiamiento, lo que aumenta el precio total cuando se suman los costos de ese préstamo, lo que, dependiendo de cada caso, puede aumentar el total considerablemente.

Kia Telluride 2020. / Foto: Kia
Kia Telluride 2020. / Foto: Kia

Pero para mantenernos en respuestas cortas, presentamos la lista de KBB.com con el precio promedio de los 9 principales grupos automotrices en Estados Unidos y sus respectivas marcas, lo que te puede dar una idea más clara sobre dónde empezar la búsqueda de un auto nuevo y porqué conviene ver más allá de las marcas y modelos favoritos, ya que la competencia entre fabricantes es tan cerrada que marcas que quizá no tienes en mente:

En orden alfabético:

American Honda (Acura, Honda): $29,346
Fiat Chrysler (Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Fiat, Jeep, RAM): $43,464
Ford Motor Company (Ford, Lincoln): $44,092
General Motors (Buick, Cadillac, Chevrolet, GMC): $43,100
Hyundai – Kia: $27,945
Nissan North America (Nissan, INFINITI): $31,434
Subaru: $31,023
Toyota Motor Company (Lexus, Toyota): $35,726
Volkswagen Group (Audi, Volkswagen, Porsche): $42,535

Promedio de la industria: $38,530

Si lo analizamos por segmento (tipo de vehículo) el rango va desde los $21,570 para un auto compacto, hasta los $63,908 para un SUV grande. Estos datos reflejan un aumento de $1,141 (3.1% en comparación con junio de 2019), y $160 (0.4% en comparación con mayo, 2020).

Tal como ha pasado en el análisis sobre la calidad y confiabilidad de los autos nuevos en los últimos años, las marcas coreanas, Hyundai y Kia, encabezan esta lista con un precio promedio de $27,945, el más barato. Aunque hay que destacar que el análisis de precios de KBB.com no incluye a la marca de lujo Genesis, que tiene modelos que alcanzan los $100,000 y es propiedad de Hyundai..

Un ejemplo específico sobre la comparación de modelos similares es el de los SUVs con 3 filas de asientos y sus respectivos rangos de precios para todas sus versiones:

Toyota Highlander 2020 ($36,800 – $48,800)
Hyundai Palisade 2020 ($31,975 – $46,875)
Kia Tellurride 2020 ($31,890 – $43,790)

Toyota Highlander 2020. / Foto: Toyota
Toyota Highlander 2020. / Foto: Toyota

El Toyota Highlander 2020 tiene el respaldo de la legendaria calidad de la marca japonesa que ha sido uno de sus pilares para la confianza y lealtad de sus consumidores, pero es más caro, ofrece menos tecnología y materiales de menor calidad.

Los Hyundai Palisade y Kia Telluride, que debutaron apenas el año pasado, son modelos superiores en todos los aspectos e incluyen una garantía más amplia (10 años o 100,000 millas), pero no tienen la ventaja de la historia de Toyota.

Por eso, resulta interesante y sobre todo conveniente analizar los precios desde un ángulo más amplio y sobre todo, aprovechar las herramientas digitales que existen en la actualidad para tomar una decisión educada a la hora de elegir auto nuevo.