¿Cuánto gana un maestro de kinder en Estados Unidos y cómo convertirse en uno?

Conoce el sueldo promedio y los requisitos que se piden para ser parte del gremio educativo

¿Cuánto gana un maestro de kinder en Estados Unidos y cómo convertirse en uno?
En Estados Unidos, lo que ganan anualmente los maestros varía según el estado, la especialización, los años de experiencia, ubicación y tipo de escuela.
Foto: Pexels

Estados Unidos es uno de los países con mejores salarios para los maestros, pues son la base para tener a una población educada; aunque todavía no supera a Luxemburgo y Suiza.

El sueldo de un profesor depende de si trabaja en una escuela pública o en una privada, especialmente en el nivel de jardín de niños. De acuerdo con la oficina de Estadísticas Laborales, la Unión Americana cuenta con un millón 596 mil plazas de maestro ocupadas en kínder y primaria, hasta el último reporte de 2018.

Pero si hablamos en particular de los profesores de kínder, se sabe que su sueldo va de los $37 mil 420 dólares a los $90 mil 180 dólares anuales. Además de este salario, los educadores reciben beneficios como dos meses de descanso en el verano y otro periodo vacacional en el invierno.

En Estados Unidos, lo que ganan anualmente los maestros varía notablemente según el estado, debiéndose además tener en cuenta la especialización, los años de experiencia, ubicación urbana o rural e, incluso, y el tipo de escuela (pública o privada).

Debido a la jubilación de un número elevado de docentes y a la alta rotación de profesionales, existe en la actualidad una necesidad real de encontrar maestros por lo que algunos estados han recurrido activamente a reclutar en el extranjero.

Los maestros extranjeros pueden trabajar en Estados Unidos si tienen escuela que les contrate, han validado sus estudios, demuestran conocimientos de inglés y tienen una de las autorizaciones posibles que permiten trabajar y que la escuela pide cuando debe completar el formulario I-9.

Además deben contar con importantes documentos como una tarjeta de residencia, también conocida como green card y Número del Seguro Social.

En tercer lugar, los extranjeros sin los anteriores documentos podrían calificar para una visa de trabajo H1-B o para una visa de intercambio J-1 por el programa para docentes. En ambos casos necesitan un patrocinio, es decir, no pueden solicitar por sí mismo las visas sino que necesitan de una escuela dispuesta a patrocinar.