Delta usará fondos de su programa de viajero frecuente para reforzar su liquidez

La aerolínea con sede en Atlanta y sus rivales se han apresurado a apuntalar la liquidez mientras la pandemia de coronavirus ha devastado la demanda de viajes

Delta usará fondos de su programa de viajero frecuente para reforzar su liquidez
Los vuelos internacionales de Delta cayeron un 80% este año y los nacionales se redujeron a la mitad.
Foto: Dan Kitwood / Getty Images

Delta Air Lines informó el lunes que tomará prestados $6,500 millones de dólares respaldados por su programa de viajero frecuente para apuntalar su liquidez durante la crisis del coronavirus, informó el portal de noticias CNBC. Es la tercera aerolínea en aprovechar su plataforma de lealtad durante la pandemia.

La aerolínea planea vender notas garantizadas senior y suscribir un nuevo préstamo respaldado por su programa SkyMiles, que prestará las ganancias netas de la oferta de bonos a Delta, aunque una parte se destinará a una cuenta de reserva. Delta dijo la semana pasada que contaba con alrededor de $16 billones de dólares en efectivo a fines de junio y que estaba gastando $27 millones por día.

United Airlines anunció planes en junio para utilizar su programa de viajero frecuente, MileagePlus, para respaldar un préstamo de $5 billones de dólares; American Airlines dijo que tomaría medidas similares para un préstamo federal por la misma cantidad.

Las aerolíneas han recurrido a estos programas porque los consideran más resistentes: es posible que los clientes no estén volando durante la pandemia, pero podrían generar ingresos si utilizan tarjetas de crédito de la marca compartida. Delta dijo que el efectivo de la venta de millas a American Express cayó menos del 5% a $1.9 billones de dólares en la primera mitad del año. Mientras tanto, el total de millas canjeadas cayó un 78% en la primera mitad del 2020.

La sociedad con American Express generó $4.1 billones de dólares para Delta el año pasado, frente a los $1.2 de hace una década, dijo la aerolínea.

La aerolínea con sede en Atlanta y sus rivales se han apresurado a apuntalar la liquidez mientras la pandemia de coronavirus ha devastado la demanda de viajes. La Ley CARES, que dispuso ayuda por $2 billones de dólares en marzo, apartó $ 25 mil millones en apoyo a la nómina de las aerolíneas, prohibió los recortes de empleos hasta el 1 de octubre y puso a disposición otros $25 mil millones en préstamos federales. Delta dijo que no planea solicitar el préstamo y se unió a Southwest Airlines para buscar otras fuentes de liquidez.

A pesar de un ligero repunte en verano, la demanda de viajes aéreos se ha mantenido en torno al 30% de los niveles del año pasado, lo que ha obligado a las aerolíneas a recortar su capacidad.

Delta dijo el lunes que espera que su capacidad baje un 60% en septiembre en comparación con el mismo mes del año pasado, con los vuelos internacionales afectados en un 80% y los nacionales en un 50%.