Demócratas no aceptarán un acuerdo menor a los $2.2 billones para el paquete de estímulo económico

La líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha descartado un rompimiento con legisladores de su partido, que en su mayoría apoyan la 'línea dura' en las negociaciones

Demócratas no aceptarán un acuerdo menor a los $2.2 billones para el paquete de estímulo económico
Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que los demócratas no están preparados para aceptar menos que su última oferta de $2.2 billones de dólares en un nuevo acuerdo de ayuda económica, de acuerdo con una nota publicada este viernes por el periodista Mike Lillis, en el portal The Hill.

“Cuando entramos en una negociación se hablará de la asignación de los recursos”, dijo a los periodistas en el Capitolio, “pero es difícil ver cómo podemos ir más abajo (en el monto de ayuda) cuando solo tenemos necesidades mayores”.

Los comentarios se produjeron cuando ambas partes habían expresado cierto optimismo de que, después de semanas de negociaciones estancadas, es posible un acuerdo bipartidista sobre un paquete de ayuda de emergencia antes de las elecciones de noviembre.

El miércoles, el presidente Trump pidió a los republicanos del Congreso a aceptar más fondos de emergencia, una exigencia demócrata. Pelosi habló por teléfono más tarde con el negociador jefe de la administración, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, sin embargo, continúan muy lejos en los montos de la ayuda para atender la emergencia.

Pelosi señaló la extraña dinámica de la negociación: los demócratas disminuyeron $1.2 billones de dólares a su propuesta y, en respuesta, los republicanos bajaron aún más su proyecto de ley.

“Les pedimos que subieran $1 billón de dólares, en lugar de eso bajaron, sin reconocer la necesidad”, dijo la demócrata.

Pelosi señaló que, debido a que han pasado cuatro meses desde que se redactó la Ley HEROES, la salud pública y las condiciones económicas de la nación han cambiado y pidió a los jefes de sus comités que actualicen la legislación para satisfacer las necesidades actuales, que en algunos casos son más graves que en mayo. Destacó a las aerolíneas, los restaurantes y otras pequeñas empresas como objetivos particulares para recibir más ayuda de emergencia.

“Las necesidades solo han crecido desde el 15 de mayo … Así que vamos a tener que reasignar parte de ese dinero para satisfacer las necesidades tal como las vemos. No deberíamos bajar porque tenemos estas necesidades para reabrir la economía”.

La mayoría de los miembros del caucus Demócrata de la Cámara de Representantes parecen apoyar la línea dura de Pelosi y señalan que las pequeñas empresas continúan cerrando, millones de trabajadores siguen sin trabajo y la cantidad de muertes por coronavirus está a punto de llegar a 200,000.

Sin embargo, varios moderados también hacen campaña para votar este mes sobre otro paquete de ayuda de emergencia, incluso en ausencia de un acuerdo con los republicanos. Tal voto, dicen los defensores, presionaría a los líderes republicanos para que sigan negociando mientras protegen a los demócratas vulnerables de los ataques de campaña porque su partido no ha hecho nada desde mayo para abordar la crisis.

El miércoles Pelosi restó importancia a las divisiones internas y dijo que todas las facciones del partido simplemente quieren liberar los fondos para ayudar a sus electores.