Día internacional de la Mujer: cómo la pandemia sacrificó la vida profesional de muchas mujeres

La vicepresidenta Kamala Harris describió como una "emergencia nacional la millonaria pérdida de empleos entre las mujeres

Día internacional de la Mujer: cómo la pandemia sacrificó la vida profesional de muchas mujeres
Millones de mujeres han visto detenido su desarrollo laboral por la pandemia.
Foto: RF._.studio / Pexels

Solo unos meses antes de que la pandemia de coronavirus golpeara al país, las mujeres habían cruzado un umbral importante, ya que se habían convertido en la mayor fuerza laboral en los Estados Unidos. Las mujeres ayudaron a aumentar los ingresos familiares y también impulsaron la expansión económica.

Desde entonces, millones de ellas han sufrido un gran revés: casi 3 millones de mujeres estadounidenses han dejado la fuerza laboral, debido en parte a despidos en industrias que tradicionalmente las emplean, pero también a la demanda del trabajo en casa.

“Recuerdo que el año pasado fue mucho más un día de celebración”, dijo a CBS News AnnElizabeth Konkel, economista del Indeed Hiring Lab. “Pero este día es más sombrío, especialmente en el aspecto económico”.

El golpe económico que sufrieron las mujeres el año pasado no solo tiene implicaciones para esas personas y sus hogares, sino para toda la nación, han advertido los economistas. Si las mujeres no regresan a la fuerza laboral al ritmo al que estaban empleadas antes de la pandemia, el PIB y los ingresos de Estados Unidos “serían permanentemente más bajos”, señaló el Servicio de Investigación del Congreso en un informe de investigación de diciembre.

En un comunicado el lunes, el presidente Joe Biden dijo que ha ordenado la creación del Consejo de Política de Género de la Casa Blanca para “garantizar que todas las políticas internas y externas que perseguimos se basen en una base de dignidad y equidad para las mujeres. “En todo el mundo estamos viendo décadas de ganancias económicas de las mujeres borradas por esta pandemia”.

Golpe demoledor

Hace un año, Lauri Deason veía que su carrera como guionista y productora se acercaba a un gran logro. Ella y su esposo, que son dueños de su propia productora, estaban a punto de firmar un acuerdo para crear una serie de películas. Recientemente había terminado un posgrado y enseñaba cine a estudiantes universitarios.

“Realmente estaba allí, en la cumbre, cuando llegó el COVID”, recuerda.

A medida que la pandemia se extendía por todo el país, el trato fracasó y los clientes independientes de Deason se agotaron. Debido a que los ingresos de su familia se evaporaron en unas semanas, su esposo regresó a trabajar como piloto de vuelos chárter. Si bien eso les ayudó a recuperar algunos ingresos, también colocó la mayoría de las tareas domésticas en Deason, como ayudar a su hija de 10 años con la educación a distancia.

“Yo soy más preparada que él, tengo una maestría”, reflexiona. “Pero ahora él puede ganar más de lo que yo, la economía recae sobre él”.

Deason, que vive en Glendale, California, es solo una de los millones de mujeres cuyas carreras han cambiado desde que la pandemia cerró la economía hace un año. Y para muchas de ellas, el Día Internacional de la Mujer de este año puede llegar con una sensación de decepción e ironía, dado que el día está destinado a celebrar los logros de las mujeres y la reducción de la brecha de género.

Impacto en las minorías

El impacto de la pandemia en las carreras de las mujeres ha sido más duro para las mujeres afroamericanas y latinas, en parte porque tienen una mayor participación en la industria de servicios, que sufrió el impacto más profundo de la pandemia.

“En Estados Unidos hay una clara historia de género, pero en conjunto, no se trata de mujeres blancas”, señaló Elise Gould, economista senior del Economic Policy Institute, un grupo de expertos de izquierda. “Las mujeres negras e hispanas experimentaron las pérdidas de empleo más importantes y desproporcionadas durante la recesión pandémica”.

El mes pasado, la vicepresidenta Kamala Harris describió a los millones de mujeres que han dejado la fuerza laboral como una “emergencia nacional”. La administración Biden, por su parte, ha incluido algunas medidas que pueden ayudar a algunas mujeres a recuperar su posición económica, como un Crédito Tributario por Hijos ampliado que proporcionaría $3,600 dólares para niños menores de 6 años y $3,000 para dependientes de entre 6 y 17 años.

La pandemia ha puesto de relieve problemas estructurales de larga data, que van desde los ingresos más bajos para las mujeres afroamericanas hasta la falta de servicios de cuidado infantil asequibles en todo el país. Pero sería un error considerar estos temas como problemas que solo afectan a las mujeres, dijo Jennifer Barrett, directora de educación de la empresa de servicios financieros Acorns y autora del próximo libro “Think Like a Breadwinner”, que está dirigido a mujeres que desean para generar riqueza e ingresos.