El fraude en la entrega de beneficios por desempleo podría superar los $200,000 millones de dólares, tres veces el cálculo del gobierno

Un 20% del fraude estaría vinculado a datos personales robados, mientras que otros 30% pertenecería al programa de asistencia por desempleo durante la pandemia

El robo de datos personales es un problema severo para las agencias federales.
El robo de datos personales es un problema severo para las agencias federales.
Foto: Saksham Choudhary / Pexels

Una parte significativa de los beneficios de desempleo para los estadounidenses que luchan contra la pandemia de coronavirus ha sido robado por estafadores, según ID.me, una empresa de seguridad informática que verifica las identidades de los trabajadores en 19 estados, aproximadamente el 75% de la población nacional.

De acuerdo con esta empresa, más de $200,000 billones en asistencia federal para desempleados pueden haberse embolsado mediante fraude. Eso es más del triple de la estimación del gobierno, que era de $63,000 millones de dólares.

La firma señala que aproximadamente el 20% del fraude está vinculado a datos personales robados, hasta el 10% es a través de ingeniería social y el 2.5% está vinculado a la búsqueda de rostros, donde un criminal intenta usar una máscara, video o imagen del víctima. Hasta el 30% de los reclamos bajo el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico, que brinda beneficios a los estadounidenses que trabajan por cuenta propia y contratistas, son fraudulentos, según ID.me.

El American Enterprise Institute estima que los $200,000 millones podría hacer que el fraude de asistencia por desempleo sea el cuarto “programa de gastos” más grande durante la pandemia, detrás del Programa de Protección de Cheques de Pago, beneficios totales por desempleo y cheques de estímulo.

Los estados a los que apuntan los estafadores son aquellos con algunos de los beneficios por desempleo semanales más altos, como California, Washington y Massachusetts.

Los funcionarios de California confirmaron al Los Angeles Times que $11,400 millones de dólares en beneficios de desempleo pagados durante la pandemia de COVID-19 involucran fraude, aproximadamente el 10% del monto pagados, mientras que otro 17% está bajo investigación por posible fraude.

Mientras tanto, se espera que las pérdidas por fraude en Washington totalicen $600 millones desde junio de 2020, lo que equivale a 122,000 reclamos fraudulentos conocidos o presuntos, según un informe de la Oficina del Auditor del Estado de Washington.

En Massachusetts, se estima que se pagarán hasta $687 millones de dólares por reclamos fraudulentos a partir de febrero, según el Departamento de Asistencia para el Desempleo del estado.

De acuerdo con el Comité no partidista para un Presupuesto Federal Responsable, los legisladores han otorgado $486,000 de dólares millones en fondos para beneficios de desempleo desde el comienzo de la pandemia.

El Plan de Rescate Estadounidense aprobado recientemente contempla $209,000 millones en ayuda de desempleo. Además, se han comprometido alrededor de $94,300 millones para ampliar la elegibilidad bajo el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico.

El anuncio se produce cuando 770,000 estadounidenses presentaron solicitudes de desempleo por primera vez en la semana que finalizó el 13 de marzo, cifra superior a los 700.000 pronosticados por los economistas de Refinitiv.

Las solicitudes semanales de desempleo se han mantenido altas durante meses y alcanzan cuatro veces el nivel anterior a la crisis, aunque está muy por debajo del pico de casi 7 millones que se alcanzó cuando se emitieron las órdenes para quedarse en casa hace un año en marzo. Hay aproximadamente 9.5 millones de puestos de trabajo menos que el año pasado antes de que comenzara la crisis.

Con información de Fox Business

También te puede interesar:

Cómo proteger tu información personal y evitar fraudes y estafas al hacer transacciones financieras en línea