El gobierno de Estados Unidos dispondrá mascarillas gratis para comunidades vulnerables

La administración de Joe Biden ha programado la entrega de más de 25 millones de tapabocas entre personas de bajos ingresos en alrededor de 1,300 centros comunitarios de salud y bancos de alimentos de todo el país

El gobierno de Estados Unidos dispondrá mascarillas gratis para comunidades vulnerables
El presidente Joe Biden ha promovido el uso masivo de las mascarillas.
Foto: Alex Wong / Getty Images

La administración del presidente Joe Biden ha programado la entrega de más de 25 millones de mascarillas para su repartición gratuita a las zonas más vulnerables de los Estados Unidos ante la pandemia, como una medida de salud pública para detener las cadenas de contagio del COVID-19, cuya principal afectación se ha dado entre las personas de bajos ingresos, aun y cuando el proceso de vacunación gana terreno de cara a inmunizar a la población.

Los Departamentos de Salud, Agricultura y Defensa se coordinarán para realizar las entregas a través de los 1,300 centros comunitarios de salud elegibles para su distribución, así como en los bancos de alimentos, donde se concentra población con necesidades especiales y que se encuentran más expuestas a la pandemia.

Te puede interesar:

·Cómo aplicar para vacunarse en las farmacias de Costco en California, Nueva York y Puerto Rico

Los tapabocas serán lavables para que puedan ser reutilizados y se repartirán a partir del mes de marzo y hasta mayo, en una iniciativa que pretende llegar a entre 12 y 15 millones de personas. Las mascarillas estarán fabricadas en los Estados Unidos bajo las recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y estarán disponibles en paquetes de dos, por lo que la recomendación es llevar uno para cada integrante de la familia o persona con la que se comparta la vivienda.

“No todos los estadounidenses usan mascarillas con regularidad, no todos los estadounidenses tienen acceso y no todas las mascarillas son iguales”, explicó el coordinador de coronavirus de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, durante una conferencia de prensa el miércoles. “Con esta acción estamos ayudando a nivelar el campo de juego, dando a las poblaciones vulnerables mascarillas de calidad y bien ajustadas”, argumentó.

Desde el inicio de su mandato, el presidente Biden ha tomado una serie de medidas encaminadas al uso masivo de la mascarilla, haciéndola obligatoria en todos los edificios del gobierno federal, el transporte público, los aeropuertos y los parques nacionales, por lo que la entrega masiva abona en la misma decisión. De acuerdo a la Casa Blanca, esta partida de tapabocas no afecta la disponibilidad para los trabajadores de la salud.

Según el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y jefe de asesores médicos del presidente Joe Biden, lo más recomendable es que la población en los Estados Unidos deba seguir utilizando mascarillas por el resto de 2021, antes de que el COVID-19 deje de resultar una amenaza de salud para la población del país.