El nivel de gasto de los desempleados en Estados Unidos, sin ayuda estatal, continuará cayendo: se compromete la recuperación

El descenso en los ahorros para los estadounidenses desempleados se produce cuando los legisladores en Washington no pueden sacar adelante otra ronda de alivio

El nivel de gasto de los desempleados en Estados Unidos, sin ayuda estatal, continuará cayendo: se compromete la recuperación
Desempleados reciben comida afuera de una iglesia cristiana en el Bronx.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

La finalización de los beneficios de desempleo ampliados de la Ley CARES a fines de julio, fue un golpe inmediato a las cuentas corrientes y el gasto de los consumidores, según un análisis del Instituto JPMorgan Chase, citado este lunes por el portal CNBC.

Los funcionarios de la Reserva Federal, incluido el presidente Jerome Powell, han pedido repetidamente más estímulo fiscal en los últimos meses para mantener la recuperación económica a través del gasto.

“Los riesgos de exagerar parecen, por ahora, ser menores. Incluso si las acciones de política finalmente resultan ser mayores de lo necesario, no se desperdiciarán ”, dijo Powell en un discurso el 6 de octubre ante la Reunión Anual Virtual de la Asociación Nacional de Economía Empresarial.

Los investigadores examinaron el cambio para los clientes de Chase que recibieron beneficios en todas las semanas de julio y agosto y compararon los datos con aquellos que no habían recibido ningún beneficio desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

“La disminución del gasto en agosto entre los trabajadores desempleados no muestra signos de haberse estancado, lo que sugiere que en los próximos meses, en ausencia de un apoyo adicional del gobierno, el gasto entre los desempleados probablemente podría disminuir por debajo de los niveles de agosto”, arrojó una investigación.

Los beneficios de desempleo ampliados, junto con los cheques de estímulo de $1,200 dólares, permitieron a los hogares con trabajadores desempleados contar con una buena reserva de efectivo. Sin embargo, ese aumento se redujo a la mitad en agosto, según datos sobre los saldos de las cuentas a fin de mes. Y esa cantidad seguirá disminuyendo sin ayuda adicional.

“Si bien el nivel de gasto entre los desempleados en agosto era normal según los estándares previos a la pandemia, aún no se había estabilizado. Eventualmente, sin más apoyo gubernamental o mejoras significativas en el mercado laboral, los trabajadores desempleados pueden agotar sus ahorros, obligándolos a recortar su gasto o comenzarse a atrasar en los pagos de deudas o la renta”, dice el informe de JP Morgan Chase.

El descenso en los ahorros para los estadounidenses desempleados se produce cuando los legisladores en Washington no pueden sacar adelante otra ronda de alivio. Los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron dos proyectos de ley, uno de $3 trillones de dólares en mayo y una versión más pequeña de $2.2 trillones en octubre, pero ninguno encontró eco en el Senado controlado por los republicanos, que se espera que voten sobre un proyecto de ley de $500 billones esta semana.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, fijó un plazo de 48 horas el domingo para llegar a un acuerdo antes de las elecciones del 3 de noviembre. Se espera que Pelosi y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, hablen nuevamente este lunes.