¿El seguro de desempleo puede ser retroactivo?

Muchos beneficiarios siguen a la espera de recibir el recurso luego del memorando firmado por Donald Trump

¿El seguro de desempleo puede ser retroactivo?
Las personas elegibles deben cobrar el apoyo acumulado por las semanas de retraso.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Después de que los beneficios impulsados por la Ley CARES, los cuales vencieron el 31 de julio y en los que se incluía un estímulo de $600 dólares semanales para combatir el desempleo, el presidente Donald Trump firmó un memorando ante la falta de consenso en el congreso para aprobar un segundo paquete económico, el cual contempla hasta $400 dólares para los estadounidenses que se encuentren sin trabajo.

Sin embargo, a un mes de dicha medida, los retrasos en la implementación para ejercer el recurso procedente de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), irremediablemente implica que dicha asistencia será pagada retroactivamente con cheques que deben cubrir las semanas a partir de su elegibilidad.

El retraso en muchos de los casos se ha debido a que le ha tomado más tiempo de lo programado a ciertos estados procesar el recurso, lo que mantiene en vilo a las personas que son elegibles para recibir el estímulo .

Para aquellas personas que cumplen con los requisitos para recibir el apoyo a partir del 1 de agosto, deberá recibir los beneficios acumulados por $300 dólares semanales que forman parte del recurso federal, los cuales se pueden incrementar al menos en $100 dólares adicionales procedentes del presupuesto estatal.

“Los estados, territorios o el Distrito de Columbia pueden hacer pagos retroactivos a los solicitantes elegibles para las semanas que terminan del 1 al 22 de agosto de 2020“, según una hoja informativa publicada por FEMA. “Después de la obligación inicial de tres semanas, se harán desembolsos semanales adicionales para asegurar que la financiación siga disponible“, se lee en el documento.

El método y las cantidades dependen de la forma en que los estados distribuyan los beneficios para el desempleo, los cuales, en algunos casos, podrían comenzar a llegar en la segunda semana de septiembre.

Asimismo, el hecho de que el estímulo sea erogado por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, hace que tenga inconvenientes administrativos al saturarse con otros apoyos para desastres naturales como huracanes, incendios forestales o tormentas que han causado estragos en fechas recientes como en los estados de Louisiana y California.