Facebook le dice no a Trump. El expresidente no podrá volver a la red social

La Junta de Supervisión de la compañía dijo que la decisión no es de manera indefinida; la influencia del exmandatario en la agenda de noticias es menor, pero mantiene una gran número de seguidores

La presencia de Trump en medios es cada vez menor.
La presencia de Trump en medios es cada vez menor.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

La Junta de Supervisión de Facebook decidió este miércoles que mantendrá la prohibición para que el expresidente Donald Trump recupere su cuenta en esa red social, aunque no de manera indefinida.

“La Junta determinó que, al mantener una narrativa infundada de fraude electoral y persistentes llamadas a la manifestarse en ese sentido, el señor Trump creó un entorno en el que creó un riesgo grave de violencia“, escribió la empresa en un comunicado.

El panel solicita que Facebook revise la decisión para desarrollar una “respuesta que sea consistente con las reglas que se aplican a otros usuarios de su plataforma”: “Dentro de los seis meses posteriores a esta decisión, Facebook debe reexaminar la pena arbitraria que impuso el 7 de enero y decidir la pena apropiada”, dijo.

Trump fue suspendido de la plataforma a principios de este año por sus publicaciones en torno al asalto al Capitolio el 6 de enero.

La decisión dejará a Trump sin llegar al público de la misma manera que lo hizo mientras era presidente. El ex mandatario se comunica con los medios por correo electrónico y si bien muchos de ellos comparten ampliamente su información en las redes sociales, su alcance y dominio sobre la agenda ha disminuido notoriamente.

El expresidente lanzó una función en su sitio web personal el martes que esencialmente equivale a un blog que permitiría a sus fanáticos dedicados difundir publicaciones breves en los sitios de redes sociales que lo habían prohibido.

A diferencia de la decisión demorada de Facebook sobre restablecer las cuentas de Trump, otras plataformas de redes sociales, incluido Twitter, prohibieron permanentemente su cuenta poco después de las publicaciones sobre la insurrección.

Tras el asalto al Capitolio, muchas empresas pusieron distancia de Donald Trump y sus partidarios continuaron las denuncias de un presunto fraude en las elecciones del 3 de noviembre.

Facebook eliminó todo el contenido con la frase “detener el robo”, una cita común entre quienes participaron en los disturbios en el Capitolio. En enero,  Twitter desactivó unas 70,000 cuentas por promover la teoría de la conspiración QAnon.

La decisión es la más trascendental que han tomado los académicos, ex políticos, expertos legales y periodistas que integran la Junta de Supervisión desde que fue creada. Dejar el destino de la cuenta de Facebook de Trump en manos de la junta generó críticas generalizadas de críticos tecnológicos de derecha e izquierda hacia el CEO de la compañía, Mark Zuckerberg.

“La verdadera preocupación no es la decisión de Trump de Facebook, sino la forma en que esta poderosa corporación intenta eludir la responsabilidad al participar en esquemas de influencia encubiertos para moldear la opinión pública y la política”, dijo Jennifer Grygiel, profesora asistente de comunicaciones en la Universidad de Syracuse.