Ford pretende alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050

La compañia de Detrot es la única de las grandes fabricantes de automóviles estadounidenses que se ha comprometido a reducir las emisiones de CO2

Ford pretende alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050
Ford quiere cumplir los compromisos de reducción de emisiones firmados en el Acuerdo de París.
Foto: Getty Images

Ford Motor Company pretende alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050 con la reducción de emisiones de dióxido de carbono en las áreas de vehículos, proveedores e instalaciones de la compañía, según el Informe de Sustentabilidad de la compañía presentado este miércoles.

Esas tres áreas representan el 95% de las emisiones actuales de dióxido de carbono de la compañía. Con anterioridad, Ford se había comprometido a utilizar para 2035 energía renovable local (hidroeléctrica, geotérmica, eólica o solar) en todas sus plantas de producción.

Ford es el único de los grandes fabricantes de automóviles estadounidenses que se compromete a reducir las emisiones de CO2 de acuerdo a los objetivos establecidos por el Acuerdo de París, que establece la neutralidad de emisiones de carbono para 2050.

“Al mismo tiempo podemos desarrollar y producir vehículos excelentes, sostener y crecer una empresa fuerte y proteger nuestro planeta”, declaró el vicepresidente de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Seguridad de Ford, Bob Holycross.

“Todavía no tenemos todas las respuestas pero estamos determinados a trabajar con todos nuestros socios globales y locales, así como con las partes interesadas para alcanzarlo”, añadió Holycross.

Ford reconoció que para alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 necesita la aceptación de los consumidores, regulaciones gubernamentales, la existencia de las condiciones económicas y la disponibilidad de electricidad con neutralidad de carbono y renovable, así como con combustibles renovables.

Para 2022, Ford habrá invertido más de $11,500 millones de dólares en el desarrollo y producción de vehículos eléctricos, incluso de algunos sus modelos más populares, como el Mustang Mach-E, un todoterreno SUV basado en su clásico deportivo que llegará a los concesionarios ese año.

Ford también ha anunciado una furgoneta eléctrica y una versión totalmente eléctrica de su popular “pickup” F-150.

A la par de este anuncio, el Departamento de Justicia continúa una investigación para determinar sin el consumo y emisiones de los vehículos de la compañía son peores de lo públicamente declarado. La investigación, que se inició hace 14 meses.

A principios de 2019 la compañía reconoció a las autoridades “problemas potenciales en sus procesos de certificación de emisiones”.