J.C. Penney anuncia el recorte de otros mil puestos de trabajo

La cadena minorista solicitó protección judicial el 15 de mayo, además ha anunciado planes para cerrar unas 170 tiendas
J.C. Penney anuncia el recorte de otros mil puestos de trabajo
¡Alto! J.C. Penney necesita tiempo para garantizar su supervivencia.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

J.C.Penney despedirá a cerca de mil empleados mientras elabora un plan con sus acreedores para salir de la bancarrota.

El minorista, que tiene 860 tiendas y aproximadamente 90,000 empleados (entre tiempo completo y parcial), solicitó protección judicial el 15 de mayo, además ha anunciado planes para cerrar unas 170 tiendas.

Para que coincida con la reducción de su base de tiendas, J.C.Penney dijo el miércoles que despedirá a unos 1,000 trabajadores en puestos corporativos e internacionales. Esos empleados recibirán un paquete de beneficios que incluye la indemnización por despido y cobertura de atención médica para los asociados elegibles.

“Estas decisiones siempre son extremadamente difíciles, y me gustaría agradecer a estos asociados por su arduo trabajo y dedicación”, dijo Jill Soltau, CEO de J.C. Penney, en un comunicado. “Estamos comprometidos a apoyarlos durante este período de transición”.

Mientras tanto, continúa negociando un futuro con sus prestamistas.

El martes, J.C Penney confirmó que había llegado a un acuerdo con sus acreedores para retrasar un plazo clave originalmente impuesto como parte de su financiamiento de bancarrota. De acuerdo con los términos de su acuerdo, tuvo que presentar un plan comercial confidencial a sus prestamistas antes del 8 de julio y obtener el visto bueno de dos tercios de ellos. Si no cumplía esos plazos, hubiera tenido que comenzar el proceso de venta de sus activos.

Ahora, después de presentar su plan de negocios a tiempo, J.C.Penney tiene hasta el 31 de julio para revisar el plan con sus prestamistas y evaluar a los compradores potenciales para el negocio. Eso le da unas dos semanas más para llegar a un acuerdo que lo ayude a evitar la liquidación.

Según el plan confidencial, quiere colocar aproximadamente 160 de sus tiendas restantes en un fideicomiso de inversión inmobiliaria para cobrar cheques del negocio minorista, dijeron personas familiarizadas con la situación. Al hacerlo, los inversores tienen la oportunidad de invertir en los mejores bienes inmuebles de una empresa y, al mismo tiempo, mantener separado su negocio minorista subyacente.

J.C.Penney ha dicho en documentos judiciales que podría vender una participación de hasta el 35% en el REIT (Real Estate Investment Trusts) recién creado a un inversor externo para recaudar efectivo o proporcionar fondos adicionales al mismo.

La empresa ha estado en conversaciones con múltiples pretendientes para todo o parte de su negocio. Incluyen la firma de capital privado Sycamore Partners, propietaria de los grandes almacenes Belk, y una asociación entre Simon Property Group, Brookfield Properties y la empresa matriz de Barneys New York, Authentic Brands, dijeron a CNBC personas familiarizadas con la situación.

Simon, el mayor propietario de “mall” en el país, tiene una tienda J.C.Penney en aproximadamente el 50% de sus centros comerciales de Estados Unidos. Una exclusión de REIT le permitiría a Simon comprarlo o invertir en las tiendas que ya están en sus centros comerciales sin tener que invertir en el negocio minorista.

Aún así, los arrendamientos en el REIT son una responsabilidad para cualquier inversor, ya que dependen de la capacidad de los inquilinos para pagar el alquiler.

Y a medida que la pandemia ejerce presión sobre el sector inmobiliario y minorista, las acciones de Macerich, Simon, CBL y Washington Prime Group han caído un 50% o más este año. CBL se encuentra en medio de conversaciones con sus propios prestamistas y advirtió que es posible que no pueda continuar operando.