Jeff Bezos, el multimillonario tímido que comparecerá por primera vez en el Congreso

El CEO de Amazon elige cuidadosamente los pocos eventos en los que ha participa, pero al Congreso no llega por decisión propia y enfrentará a un público hostil

Jeff Bezos, el multimillonario tímido que comparecerá por primera vez en el Congreso
El hombre más rico del planeta se verá las caras por primera vez con legisladores.
Foto: ERIC BARADAT / Getty Images

Tras años de cultivar el bajo perfil y de evitar la atención pública, Jeff Bezos comparecerá este miércoles ante una tribuna de altísimo nivel: el Congreso

Junto con otros tres CEO’s de las empresas de tecnología más grandes de Estados Unidos: Tim Cook de Apple, Sundar Pichai de Alphabet y Mark Zuckerberg de Facebook, Bezos comparecerá este miércoles ante un subcomité de la Cámara de Representantes que investiga el poder monopólico de las grandes compañías tecnológicas.

Será el debut de Bezos ante los legisladores y su comparecencia forma parte de una investigación de 13 meses realizada por el subcomité antimonopolio de la Cámara sobre las plataformas tecnológicas. El Departamento de Justicia, la Comisión Federal de Comercio, los fiscales generales estatales y la Unión Europea forman parte de las pesquisas antimonopolio.

La participación de Bezos se produce a pesar de su reticencia a hablar en público, pues son sus subordinados los que suelen defender a la empresa en Twitter, en audiencias y en entrevistas de televisión. El CEO de Amazon elige cuidadosamente los pocos eventos en los que ha participa, pero al Congreso no llega por decisión propia y enfrentará a un público hostil.

A pesar del poder de su compañía y su riqueza individual, Bezos se someterá al interrogatorio como cualquier ciudadano. Los otros CEO’s ya han hecho apariciones en el Congreso; Zuckerberg, el más joven, ha hecho tres, mientras que Cook y Pichai se han presentado una vez cada uno.

Amazon es el rey de las ventas por internet y una de las empresas más beneficiadas durante la cuarentena global por el coronavirus. Los gobiernos y las agencias reguladoras temen que su dominio pueda aplastar la competencia, limitar las opciones y evitar la innovación. Algunos legisladores han pedido acabar con Amazon. Esos problemas, así como el mal trato de la empresa a sus trabajadores de almacén, podrían surgir durante la audiencia.

“¿Cómo estructuramos el mercado en línea? ¿Cómo gobernamos el mercado en línea de manera que garantice una competencia abierta y justa?”, preguntó Stacy Mitchell, codirectora del Institute for Local Self-Reliance y crítica desde hace mucho tiempo de Amazon.

Las preguntas se centrarán, probablemente, en la marca privada de Amazon, en el que vende sus propias versiones de baterías, pañales y refrigerios en su sitio web. Los miembros de la Cámara han expresado su preocupación de que Amazon pueda beneficiarse injustamente tanto de operar su plataforma como de ser un vendedor, lo que podría dirigir a los consumidores a sus propios productos y alejarse de los comerciantes independientes en su sitio.

Los legisladores temen que Amazon use información de las ventas internas de los vendedores más pequeños en contra de ellos para ofrecer sus propios productos de marca. La evidencia más fuerte de que esto sucede provino de una historia relatada en abril por The Wall Street Journal, que informó que los trabajadores de Amazon buscan esos datos para decidir qué productos lanzar. Amazon ha dicho que tales acciones están en contra de sus políticas y comenzó una investigación sobre estos reclamos.

Bezos fue llamado a testificar después de la historia del Journal, pero inicialmente se resistió a las solicitudes. La compañía ofreció enviar a alguien más para hablar en su nombre hasta que el representante David Cicilline, que preside el subcomité, amenazó con una citación judicial al magnate.

Lejos de los reflectores

De acuerdo con un perfil realizado por el periodista Ben Fox Rubin, del sitio web CNET, Bezos ha cultivado una personalidad pública como un visionario, amante del espacio y la ciencia, una especie de súper nerd, además de titán de la industria. Sólo un divorcio de alto perfil, una aventura extramarital y un complot de chantaje han borrado la imagen de una vida personal aparentemente estable y tranquila.

Desde entonces, Bezos se ha visto con mucha más frecuencia en los tabloides. Pero cuando da entrevistas, lo hace en entornos amigables. Su última entrevista importante con un periodista fue en 2018, con Steven Levy de Wired, pero la charla se centró en los esfuerzos de exploración espacial de Bezos con su startup Blue Origin.

Cuando aparece en público, Bezos no habla de Amazon. Utilizó importantes apariciones públicas el año pasado para revelar su idea de instalar un módulo de aterrizaje lunar llamado Blue Origin y un nuevo programa llamado Climate Pledge, ambos en Washington DC. No respondió preguntas de reporteros

Bezos ha demostrado que puede manejarse en un entorno desafiante, como seguramente será el subcomité antimonopolio. Hace seis años, asistió a una entrevista con Henry Blodget, de Business Insider. Blodget criticó al CEO y le preguntó sobre el gasto aparentemente fuera de control de Amazon. Bezos defendió convincentemente cada una de sus posiciones, como debería hacerlo en el Congreso.