La debacle de la moda: las tiendas y cadenas que solicitaron protección de la Ley de Quiebras desde el inicio de la pandemia

La debacle de la moda: las tiendas y cadenas que solicitaron protección de la Ley de Quiebras desde el inicio de la pandemia
Brooks Brothers: la cadena fundada en 1818 sufrió daños irreversibles durante la pandemia.
Foto: Scott Olson / Getty Images

La pandemia fue demoledora para los amantes del mundo de la moda. La crisis no respetó nombres, reputaciones ni tamaños. Cadenas con casi dos siglos de existencia como Brooks Brothers se acogieron a la ley de bancarrota, lo mismo que cadenas con cientos de tiendas como JC Penney.

Durante 2002, reconocidas tiendas nacionales y regionales se acogieron tanto al Capítulo 7 como al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras, lo que dio lugar a todo, desde la liquidación total hasta la reorganización financiera de las empresas.

El capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, en inglés Chapter 11, permite a las empresas con problemas financieros a reorganizarse bajo la protección de las legislaciones existentes. Por otro lado, el capítulo 7 regula la introducción de la quiebra por liquidación.

True Religion solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 el 13 de abril. Se había declarado en bancarrota en 2017, pero tras la renegociación se levantó cuatro meses después.

J. Crew solicitó la protección por bancarrota el 4 de mayo. La compañía ahora planea convertir $1.65 billones de dólares de su deuda en patrimonio.

Aunque sus problemas económicos comenzaron en 2015, la firma de ropa masculina John Varvatos se declaró en quiebra el 6 de mayo.

Neiman Marcus apeló al Capítulo 11 el 7 de mayo, mientras culpaba a la “presión inexorable” por la pandemia de coronavirus. Ese mismo día, el minorista de calzado ALDO Group, con sede en Montreal, solicitó la protección de acreedores en una corte de Quebec. Su deuda ascendía a unos 300 millones de dólares.

JC Penney se declaró en bancarrota el 15 de mayo y dijo en documentos judiciales que el cierre relacionado con la pandemia lo llevó al límite. Cerrará aproximadamente el 30% de sus tiendas y despedirá a miles de empleados.

Lucky Brand Dungarees se acogió al Capítulo 11 el 3 de junio. El corporativo está en el proceso de cerrar más de una docena de tiendas e impulsa su venta al Grupo SPARC, propietario de Aéropostale y Nautica.

La emblemática Brooks Brothers, fundada en 1818, se declaró en bancarrota el 8 de julio. La tradicional cadena planeaba cerrar 51 tiendas mientras buscaba un comprador.

New York & Co. y Fashion to Figure se declaró en bancarrota el 13 de julio. RTW Retailwinds buscó la protección del Capítulo 11 mientras planeaba cerrar una “porción significativa” de sus tiendas.

La última. Ascena Retail, operador de marcas como Ann Taylor, LOFT, Lane Bryant, Lou & Gray, Justice, Catherines y Cacique, se declaró en bancarrota hace un par de días. Por lo pronto, cerrará varias tiendas, incluidas todas las de Catherines.

El calendario del desatre:

Abril 13: True Religion
May 4: J Crew
Mayo 6: John Varvatos
Mayo 7: Neiman Marcus y ALDO Group
Mayo 15: J.C. Penney
Julio 6: Lucky Brand
Julio 8: Brooks Brothers
Julio 13: RTW Retailwinds
Julio 23: Ascena Retail Group