La economía de Estados Unidos se recuperaría en 2021, pero con severas secuelas del COVID-19

Analistas esperan que la economía de Estados Unidos crezca 4.5% en 2021, una tasa no vista desde la era Clinton

La economía de Estados Unidos se recuperaría en 2021, pero con severas secuelas del COVID-19
Venta de liquidación en una tienda de Miami, Florida.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Con la ayuda de las vacunas contra el COVID-19 y un nuevo paquete de estímulos del gobierno, la economía de los Estados Unidos podría volver a la normalidad para la segunda mitad del próximo año.

El problema, es que la “normal” probablemente no será como lo que dejaron los estadounidenses en marzo, cuando industrias enteras fueron cerradas o severamente restringidas para detener la propagación del coronavirus.

Un gran sector de la economía, basada en la industria de los viajes y el entretenimiento, ha cambiado durante la pandemia y se parece ahora a la de la década de los 80, cuando la cirsis obligó a miles de familias a pasar más tiempo en sus hogares, comprando desde televisores hasta equipos para hacer ejercicio y hacer su aislamiento más cómodo, señala un análisis publicado el viernes por Fox Business.

“Habrá algunos cambios persistentes debido a todo esto”, dijo Michelle Meyer, economista jefe para Estados Unidos de Bank of America, con sede en Charlotte, Carolina del Norte. “El país aprovechará las experiencias una vez que esté seguro, pero anticipamos que habrá algunas cicatrices”.

Si bien es probable que la economía de Estados Unidos crezca 4.5% en 2021, una tasa no vista desde la era Clinton, el desarrollo probablemente será desigual, con la economía creciendo solo un 1% en los primeros tres meses de la administración Biden En el segundo trimestre se espera una expansión del 7% y del 5% en el tercer y cuarto trimestres, agregó.

“Hay luz al final del túnel, pero primero tenemos que ganarle la batalla al COVID”, dijo Ethan Harris, economista jefe global de Bank of America.

En diciembre y la primera parte del próximo año, dijo Meyer, las noticias negativas probablemente dominarán los titulares a medida que aumenten las infecciones tanto en ciudades grandes como Nueva York y Los Ángeles, como en áreas más escasamente pobladas como Montana y Dakota del Sur. Se han producido más de 12.8 millones de infecciones en Estados Unidos, más que en cualquier otro país del mundo, y han muerto más de 263,000 personas, según datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

Como la propagación de la enfermedad genera nuevas restricciones para las empresas y las personas durante el invierno y aumenta el desempleo, los consumidores probablemente estarán menos dispuestos a gastar en el corto plazo, anotó Meyer. De hecho, las solicitudes iniciales de desempleo llegaron a 778,000 en la semana hasta el 21 de noviembre, informó el miércoles el Departamento de Trabajo.

Además, el producto interno bruto (PIB), que mide el tamaño y la fortaleza de la economía, puede volverse negativo en los últimos tres meses de este año.

Sin embargo, una vez que las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna, comiencen a reforzar las defensas inmunológicas de los estadounidenses en 2021, y el Congreso legisle otro paquete de ayuda, probablemente después de que Biden comience su gobierno, la economía puede comenzar a encaminarse.