¿Por qué el repunte de la economía estadounidense depende del éxito del plan anti COVID de Biden?

La recuperación económica dependerá en gran medida de cómo se detiene la expansión del coronavirus en el país

¿Por qué el repunte de la economía estadounidense depende del éxito del plan anti COVID de Biden?
La vicepresidenta Kamala Harris y el doctor Anthony Faucci observan el anunció del presidente Biden.
Foto: Al Drago / EFE

El presidente Joe Biden ha comenzado a dar grandes pasos para frenar la pandemia de COVID-19 que ya ha matado a más de 400,000 estadounidenses. Y en medio de las preocupaciones sobre las nuevas variantes del corovirus, la recuperación económica podría depender del resultado de tales acciones.

Biden ha comparado los esfuerzos para enfrentar la pandemia, como expandir la distribución de vacunas y las pruebas de detección, con una “empresa en tiempos de guerra”.

El presidente presiona al Congreso para que apruebe un paquete de estímulo de $1.9 trillones de dólares que incluye $ 20 billones para un programa nacional de vacunación. También invertiría $ 50 billones para aumentar las pruebas.

Hay planes para nuevos sitios de vacunación en todo el país y un papel relevante para las farmacias en cada vecindario. Biden también ha pedido a los estadounidenses que usen mascarillas cubrebocas durante los primeros 100 días de su administración, mientras exige su uso en edificios federales y durante los viajes en tren, autobús y avión.

Aún existen preguntas sobre la implementación y el cumplimiento del uso de las mascarillas cubrebocas, pero está claro que la lucha de la administración para controlar el virus llega en un momento crucial.

“Todavía estamos en una situación muy grave”, dijo a CNN el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país.

Los científicos de todo el mundo luchan por descifrar lo que podría significar la aparición de nuevas variantes de coronavirus para el recuento de casos, así como su efecto en aquellos que han sido vacunados o tienen anticuerpos.

En lo que respecta a la economía, los datos muestran lo que sucede cuando se afianza una variante más contagiosa y los gobiernos se ven obligados a imponer nuevas restricciones. El Reino Unido, donde una cepa de coronavirus más transmisible ha provocado una explosión de casos y muertes, experimentó una fuerte caída en la producción del sector privado este mes, después de que el gobierno implementó el tercer bloqueo nacional del país.

En los Estados Unidos, el índice de vuelta a la normalidad de CNN Business y Moody’s Analytics ha vuelto a superar el 80%, pero el caso del Reino Unido subraya hasta qué punto el virus sigue manteniendo a la economía como rehén.

El nerviosismo provocado por los virus pesa en Wall Street y con razón. Las acciones han tocado máximos históricos con la esperanza de que las ganancias corporativas se recuperen significativamente más adelante este año, pero eso depende de la rapidez con que las personas se sientan cómodas al salir de sus hogares después de ser vacunadas.

“Siempre existió el riesgo de que la propagación del virus y los bloqueos resultantes pudieran eventualmente pasar factura. Me pregunto si estamos viendo señales de eso”, dijo el analista senior de mercado de Oanda Craig Erlam en una nota a sus clientes.